Los beneficios más sorprendentes de hacer elíptica todos los días

0
8 motivos por los que las máquinas elípticas mejoran tus entrenamientos



La elíptica es una de las máquinas más completas que tienes en el gym. Si quieres mantenerte en plena forma quemando una gran cantidad de calorías y, al mismo tiempo, tonificando tu musculatura, entrena en la elíptica a diario. Sigue leyendo para conocer todos los beneficios de hacer elíptica todos los días. ¡Te sorprenderán!

¿Por qué hacer elíptica todos los días?

La elíptica es perfecta para realizar un completo y efectivo entrenamiento cardiovascular. En la elíptica, pones todo tu cuerpo a trabajar duro, agrupando en un único ejercicio movimientos propios de tres deportes: running, step y esquí. La máquina puede adaptarse a tu nivel físico haciendo que la actividad resulte más o menos intensa, por lo que, es apta prácticamente para cualquier persona que quiera cuidarse y mantenerse en su peso ideal.

Si estás pensando en incluir este aparato en tu entrenamiento en casa o en el gimnasio a diario, fíjate en los beneficios que tiene subirte a la elíptica todos los días que te mostramos:

  • Quema máxima de calorías. Los kilos demás son impensables en alguien que opte por entrenar en la elíptica a diario. Para que te hagas una idea, haciendo 30 – 40 minutos de ejercicio a intensidad media, tendrás un gasto energético mínimo de 300-400 calorías. Si uno de tus objetivos es perder peso, la elíptica es tu mejor aliada.
  • Músculos tonificados. El entrenamiento en la elíptica supone poner a trabajar el 80% de toda nuestra musculatura. Avanzando sobre ella, el esfuerzo se centra en el tren inferior y, moviendo los bastones de agarre, mueves brazos y pectorales. Permite definir los glúteos y las piernas y tonificar los brazos sin la mínima flacidez son solo algunos de los beneficios que obtendrán si haces elíptica a diario.
  • Articulaciones cuidadas. Una de las ventajas de hacer elíptica es que en ella haces un ejercicio intenso pero de bajo impacto, evitando cualquier riesgo de lesiones en tus articulaciones, especialmente en rodillas  y tobillos.
  • Aumento de la capacidad cardiovascular. Otra de las cosas que nunca te han contado sobre el entrenamiento con la elíptica es que el ritmo cardiaco sube en la elíptica fortaleciendo tu corazón y mejorando la circulación sanguínea en general. Ejercitándote en ella, todo tu organismo se oxigena y tanto tu capacidad cardiaca como respiratoria se incrementan de manera notable.
  • Más resistencia. Con tu rutina diaria en la elíptica lograrás aumentar tu resistencia casi sin darte cuenta. Son muchos los deportistas de disciplinas diversas: corredores, ciclistas, esquiadores, que la incluyen en su entrenamiento cotidiano. Variando ritmos e intensidades la mejoría en resistencia se nota a las pocas semanas.
  • Libera estrés. Es un ejercicio intenso que no solo contribuye a eliminar grasas y toxinas de tu organismo sino también a liberar el estrés acumulado.

Cómo entrenar a diario en la elíptica para obtener todos sus beneficios

Si quieres eliminar grasas, tonificar músculos y sentirte ágil y en plena forma, incorpora la elíptica cada día en tu sesión de entrenamiento. Para empezar a entrenar en la elíptica por tu cuenta, hay que recordar que en este aparato realizas un ejercicio aeróbico intenso, por lo que empezar poco a poco es importante. Si te inicias en la elíptica, comienza haciendo 20 minutos a intensidad media durante una semana. La idea es ir aumentando el tiempo de entrenamiento de manera progresiva. Cuando aguantes bien esos 20 minutos, añade otros 5 y aumenta los minutos de 5 en 5 de manera progresiva hasta que puedas entrenar al menos media hora.

Aumentar el ritmo cardiaco es también importante. Al principio, bastará con que tu corazón trabaje con una frecuencia cardiaca máxima del 40% pero, según tu condición física, debes tender a alcanzar un ritmo entorno al 60%.

Recuerda que el calentamiento es fundamental. Cinco o diez minutos de estiramientos son esenciales para que tus músculos estén preparados para trabajar duro en la máquina. Notarás los beneficios de entrenar a diario en la elíptica antes de lo que imaginas y si quieres resultados aún más visibles, prueba a combinar distintos ejercicios e intensidades, incluso incluyendo intervalos de alta intensidad.