Fast hiking: apúntate a la moda del senderismo rápido

Por qué el senderismo es beneficioso para tu organismo

El mundo del deporte no deja nunca de renovarse. Gracias a la cada vez mayor popularización de un modelo de vida sano, constantemente nacen nuevas formas de disfrutar del deporte. Una de las últimas pruebas de ello es la aparición del llamado fast hiking o speed hiking, que nace de la fusión de dos disciplinas que ya existían.

A medio camino entre el senderismo, que consiste en pasear por entornos naturales y rurales a un ritmo suave que permita disfrutar del paisaje, y el trail running, que son carreras de alta exigencia física por ese mismo tipo de entornos naturales, el fast hiking llega para ofrecernos lo mejor de ambos mundos. Se trata de recorrer las rutas de senderismo, pero a un ritmo rápido que suponga un desafío físico moderado. Eso sí, el objetivo es andar, no correr, así que está al alcance de cualquiera.

¿A quién está orientado el Fast Hiking?

Como disciplina híbrida que es, el fast hiking tiene un gran público potencial. Si eres un senderista experimentado y quieres seguir disfrutando de la naturaleza pero echas en falta una mayor intensidad, esto te gustará. Si ya estás cansado de ver siempre los mismos paisajes y caras en tus sesiones de running, también deberías probarlo y organizar tu primera escapada de senderismo. Básicamente, es un deporte que trata de aunar el disfrute de la naturaleza con el entrenamiento físico moderado.

Los expertos aconsejan tener una buena condición física y estar habituado a caminar por la montaña durante jornadas de 6-8 horas, aproximadamente, para practicar senderismo a ritmo rápido.

Pese a su aún corta vida, esta disciplina cuenta con toda la biblioteca de rutas del senderismo. Además, empiezan a aparecer ya rutas específicas de fast hiking, y las hay de todos los niveles. Así que no importa si eres un veterano o acabas de empezar a ponerte en forma: si te gusta la naturaleza, el speed hiking es para ti.



Tips para practicar senderismo y trekking

Todos los beneficios que te aportará el senderismo rápido

La base deportiva del fast hiking se parece a la del powerwalking: se trata de andar rápido. Evidentemente, hay diferencias claras e importantes que vienen dadas por el entorno, pero la base es esa. Es un detalle importante, porque las disciplinas atléticas que consisten en andar disfrutan de muchas ventajas.

Para empezar, al no correr eliminamos la fase de vuelo de la zancada, y por tanto también el impacto. Muchas personas que sufren de articulaciones o de la columna no pueden practicar deportes con un alto nivel de impactos por lo agresivos que resultan sobre el cuerpo, pero el fast hiking permite a estos deportistas practicar ejercicio a una intensidad difícil de conseguir de otras formas. Además, al trabajar en la zona aeróbica, se favorece una mayor quema de grasas.

Por si todo esto fuera poco, se consigue una mejora de la tensión arterial. Y todo ello rodeado de naturaleza y disfrutando de aire puro y limpio. ¿Quieres aumentar aún más el desafío? Atrévete con rutas de alta montaña. La menor cantidad de oxígeno en el aire mejorará tu capacidad de captación del mismo.

¿Qué necesitas para practicar Speed Hiking?

Pese a tratarse de una disciplina reciente, la fuerza con la que ha llegado ha animado a muchas marcas de equipamiento deportivo a preparar sus propias líneas de material específico para fast hiking. Dadas sus características peculiares, es una muy buena idea hacerse con este equipo si te aficionas a ello. Sin embargo, para probar tus primeras sesiones puedes improvisar con equipamiento más genérico:

  • Lo más importante es que uses ropa ligera y transpirable. No querrás acabar empapado de sudor en la montaña en verano, o enfriarte demasiado cuando esa humedad se evapore.
  • Usa mochilas pequeñas, de no más de 20 litros de capacidad.
  • Zapatillas ligeras de montaña, de vital importancia, ya que unas zapatillas de asfalto no te proporcionarán agarre suficiente, y unas pesadas botas de montaña serán demasiado calurosas.
  • Otros accesorios: gorra o handband, protector solar, bastones y mini botiquín con medicación personal.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Albert Massana (instructor de fitness)

Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas por el Instituto La Bastida. En lo que respecta a su experiencia en el fitness y los deportes, ha trabajado en un gimnasio de artes marciales dando clases y sesiones dirigidas de fitness, aeroboxing, GAP y pilates, así como preparando planes de entrenamiento con bases de alimentación incluidas. En la actualidad, es editor y redactor de contenidos y se considera un gran aficionado al deporte y a la tecnología.


11 artículos