¿Es aconsejable entrenar si tenemos agujetas?

0
Entrenar con agujetas

Si has llevado a cabo un entrenamiento muy intenso en el que has ejercitado tus músculos de más, es posible que al día siguiente cuentes con las incómodas agujetas, unas molestias musculares que impiden que podamos movernos con normalidad.

Pero, ¿sabes si es aconsejable entrenar si tenemos agujetas o es mejor esperar a que se nos pasen para retomar la actividad física?

¿Puedo hacer ejercicio con agujetas?

Cuando realizamos una actividad física de manera muy intensa, es normal que generemos un dolor muscular que aparecerá después de acabar el entrenamiento. Aunque a veces cuesta diferenciar entre agujetas o lesión, lo cierto es que normalmente este dolor muscular son las agujetas, unos desgarros muy pequeños que se producen en nuestras fibras musculares, cuando hemos realizado una actividad física a la que nuestro cuerpo no está acostumbrado.

Este daño muscular que se produce nada más terminar la actividad física, es el que precede al dolor muscular de aparición tardía, que se produce cuando el músculo no se ha recuperado totalmente tras un periodo de 48 horas desde que se realizó la actividad física.



Por ello, y si te preguntas si es bueno o no entrenar con agujetas, hay quienes prefieren tomarse entre uno y dos días de descanso para dejar así que sus músculos se recuperen por completo de esos pequeños desgarros.

Recomendaciones para prevenir las agujetas

Sin embargo, otros muchos deportistas optan por seguir practicando ejercicio pero con una menor intensidad. De esta forma consiguen una buena recuperación activa sin someter su cuerpo a un esfuerzo extra. Si sientes agujetas unos días después de haber realizado un duro entrenamiento, y optas por tomarte un descanso, te garantizarás que en la próxima sesión de actividad física sea más efectiva y tus músculos la aprovechen mucho mejor.

Pero si eliges la opción de seguir entrenando aunque tengas agujetas, puede que tu entrenamiento sea mucho menos eficaz, y que te cueste mucho más completar tu sesión de entrenamiento. Además, puedes incrementar el riesgo de padecer una lesión.

5 consejos para evitar las agujetas después de entrenar

Si no quieres prescindir de tu entrenamiento diario, lo más recomendable es que intentes evitar las agujetas para no tener así que tomarte un periodo de descanso en caso de que éstas aparecieran. Te presentamos cinco sencillas claves para evitar las agujetas tras el entrenamiento:

1. Un buen calentamiento

Si antes de ponerte a entrenar dedicas un tiempo previo a calentar todos los músculos y articulaciones que vas a ejercitar, estarás reduciendo el riesgo de padecer agujetas y otro tipo de lesiones. Con dedicar tan sólo cinco minutos al día a un completo calentamiento antes de ponerte a entrenar, tu cuerpo conseguirá adaptarse mucho mejor al esfuerzo físico que te propongas.

2. Estirar entre cada serie

Si tu entrenamiento va a estar formado por diferentes series de ejercicios, deberías hacer un breve estiramiento muscular cada vez que finalices cada una de ellas.

3. Mantener una correcta hidratación

Beber mucha agua y rehidratarse antes y después de hacer ejercicio físico, es otra de las claves esenciales para evitar las agujetas. Y es que la hidratación al hacer ejercicio es muy importante ya que, cuando perdemos agua a través del sudor, nuestros músculos se debilitan y son más vulnerables a padecer agujetas.

4. Comenzar el entrenamiento con moderación

Cuando te dispongas a comenzar una actividad física, lo más recomendable es que empieces a ejercitarte con cierta moderación, y que progresivamente, vayas añadiendo intensidad a tu entrenamiento.

5. Consumir ciertos alimentos

Se ha demostrado que ciertos alimentos ayudan de forma eficaz a recuperar el tejido muscular, especialmente los que contienen ácidos grasos esenciales como el Omega 3 (el pescado azul y los frutos secos), y también lo que son ricos en vitaminas C y E.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Trabajo como periodista freelance desde hace más de 10 años. Me encanta la naturaleza y practicar deporte al aire libre, además de interesarme toda la información relacionada con la salud y la alimentación, por lo que me siento afortunada de poder dedicarme a la redacción de todos estos temas.


21 artículos