¿Eres runner y te has lesionado? 3 alternativas para mantenerte activo

Corredor lesionado

Desgraciadamente, las lesiones ocurren constantemente. Puedes luchar por prevenirlas de muchas formas, pero la mala suerte está ahí, y siempre es una posibilidad. Sin embargo, no tienes por qué resignarte al sofá y la cama sólo porque te hayas lesionado; de hecho no es recomendable hacerlo. Tu cuerpo está acostumbrado a unos ritmos metabólicos y de actividad, y sentarte de golpe no te hará bien.

Lo primero es ser realista y consciente de qué tipo de lesión tienes. Los tiempos de recuperación hay que respetarlos, y aquí tu fisio es tu mejor aliado. Así pues, si eres deportista y quieres saber qué puedes y qué no puedes hacer con tu lesión, recurre a un especialista deportivo. Los médicos comunes que atienden de forma regular tienden a ser muy restrictivos en lo que a actividad física respecta en estos casos, y lo hacen por una buena razón. Ellos no tienen forma de comprobar que el paciente respeta las indicaciones y los límites, así que a veces se curan en salud prohibiendo toda actividad física durante el periodo de recuperación.

Así que ante lesiones graves, lo primero es escuchar a un profesional del deporte que haya analizado tu caso. Ante lesiones leves y más comunes en el mundo del running, en cambio, hay algunas alternativas universales que pueden servirte en la gran mayoría de casos. Estas son las que te podemos recomendar:

1. Natación y actividades acuáticas

¿Qué comer antes y después de practicar natación?

El agua es el comodín favorito ante pacientes con lesiones o problemas de movilidad, y lo es por un buen motivo. Los impactos que el cuerpo soporta ante una carrera o una actividad que implique saltos son muy exigentes con las articulaciones, que muchas veces son el punto más débil y propenso a sufrir lesiones.



Pero en el agua, estos impactos desaparecen. Puedes nadar limitándote a no hacer fuerza con ese tobillo en el que tienes el esguince, o incluso realizar sesiones de aquagym sin apoyarte en él. Y no sólo eso, sino que además, la resistencia al movimiento que el agua ofrece, de forma suave y sin impactos, ayudará a que la musculatura de la zona afectada mantenga cierta actividad, sin perjuicio ni dolor. Así que, si quieres mantenerte activo, prueba con la natación o actividades acuática que te motiven, y ¡ve echando mano del bañador!

2. Entrenamiento de pesas

Empezar a levantar pesas

La sala de musculación puede convertirse en una buena amiga ahora que estás lesionado para recuperar la masa muscular perdida y mantenerte activo, incluso si vuestra relación hasta ahora había sido más bien distante. Pese a que en términos generales los ejercicios libres con mancuernas o el propio peso son más completos que los trabajados en máquinas, esta es una de esas excepciones en que la máquina es preferible.

Sus movimientos guiados y su gran cantidad de apoyos te permiten saber y controlar perfectamente qué partes de tu cuerpo van a trabajar y cuáles no, así que no hay excusa para seguir entrenando todas esas partes de tu cuerpo que se encuentran en perfecto estado.

3. Ejercicios isométricos

Ejercicios de calentamiento para hacer flexiones

Pindyurin Vasily || Shutterstock

Los ejercicios isométricos consisten en mantener tensado un músculo en una posición estática. Requiere algo más de propiocepción, pero es una buena forma de que la musculatura de la zona afectada por la lesión pierda menos masa. Si, por ejemplo, tienes un esguince de tobillo o una lesión de tendón en el talón, nada te impide realizar una tensión isométrica de los cuádriceps o incluso de los gemelos.

Realiza las series con cuidado y prestando mucha atención a las señales que tu cuerpo da. No todo el dolor es igual, y a veces hay que aprender a diferenciar cuando la zona afectada simplemente duele por moverse, a cuando estás interfiriendo con la recuperación de la lesión. Ante la duda, evita siempre cualquier movimiento doloroso y consulta con tu médico o tu fisio qué puedes y qué no puedes hacer.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Albert Massana (instructor de fitness)

Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas por el Instituto La Bastida. En lo que respecta a su experiencia en el fitness y los deportes, ha trabajado en un gimnasio de artes marciales dando clases y sesiones dirigidas de fitness, aeroboxing, GAP y pilates, así como preparando planes de entrenamiento con bases de alimentación incluidas. En la actualidad, es editor y redactor de contenidos y se considera un gran aficionado al deporte y a la tecnología.


23 artículos