6 ejercicios que puedes hacer en casa con una silla

0
Ejercicios con una silla

Si no entrenas es porque no quieres. Necesitas muy poco para mantenerte en forma, quemar calorías y trabajar tu musculatura sin salir de casa. Prueba esta rutina de ejercicios con una silla y verás que es tan efectiva como cualquier sesión en el gym.



No hace falta adquirir máquinas para montarte un gimnasio en casa. Algunos objetos y muebles de uso cotidiano pueden convertirse en tus mejores aliados a la hora de hacer ejercicio. Unos libros o un paquete de comida de 1 kg pueden ser tus particulares mancuernas, un par de peldaños son perfectos para practicar step y una silla, bien utilizada, no tendrá nada que envidiar a algunas de las mejores máquinas de entrenamiento. Transformar tu casa en un gimnasio no tiene por qué suponer una costosa inversión. Fíjate en estos ejercicios para hacer con una silla y comprobarás que no hay excusas para saltarte el entreno.

Los mejores ejercicios para entrenar en casa con una silla

Trabajar piernas, glúteos, abdomen o brazos es más sencillo de lo que crees recurriendo a una silla para entrenar en casa. Sentándote o apoyándote en ella contarás con un práctico accesorio con el que puedes hacer multitud de ejercicios para entrenar en casa, muy variados, como los que te proponemos a continuación

1. Elevación de rodillas

Siéntate en la silla con la espalda recta y el abdomen contraído. Eleva una rodilla hacia el pecho y repite entre 8 y 10 veces. Hazlo también con la pierna contraria. Descansa unos segundos y practica de nuevo el ejercicio elevando las dos rodillas a la vez.

2. Cintura y oblicuos

Sentada con los glúteos situados aproximadamente a mitad del asiento, extiende tus brazos y flexiona el tronco hacia adelante intentando tocar la punta de tu pie derecho con la mano izquierda. Notarás cómo rota la cintura y trabajas los abdominales oblicuos y la musculatura de tu espalda. Haz el ejercicio con las rodillas (piernas) bien separadas para incrementar el grado de dificultad.

3. Fondos

Apoya el respaldo de la silla en una pared para asegurar su estabilidad y siéntate en el borde sujetando el asiento con tus manos mientras mantienes  los brazos estirados. Desde esta posición inicial, avanza hacia adelante hasta que tus glúteos queden el en aire, fuera de la silla. Comienza a doblar los codos mientras bajas los glúteos. De esta manera, estás haciendo fondos, un excelente ejercicio que puedes hacer en casa con ayuda de una silla y con el que lograrás fuerza en tus tríceps y unos brazos firmes y potentes.

4. Pierna hacia atrás

El respaldo de la silla puede servirte perfectamente de punto de apoyo para hacer elevaciones de las extremidades inferiores con la que trabajar glúteos y piernas, y eliminar grasas acumuladas de esta zona siempre conflictiva. Colócate detrás de la silla y sujeta el respaldo con las dos manos. Eleva primero una pierna hacia atrás, aguanta unos segundos y desciende. Repite entre 8 – 10 veces y haz lo mismo con la pierna contraria.

5. Abdominales

También puedes entrenarlos en casa con una silla y lograr, así, máxima efectividad en este ejercicio. Simplemente túmbate en el suelo boca arriba y apoya tus pies en el asiento. Eleva el tronco hasta formar un ángulo de 45º. Aguanta unos segundos y desciende. Puedes colocar los brazos tras la nuca o mantenerlos estirados intentando impulsarte con ellos cuando hagas la elevación. En cualquier caso, ¡cuesta! pero estos abdominales son una magnifica opción si tu objetivo es conseguir un vientre plano.

6. Steps

También puedes hacer en casa, con una silla, un ejercicio aeróbico como éste. Asegúrate de que la silla está bien apoyada para evitar cualquier accidente. Colócate de pie frente a ella y comienza a hacer “stepping”, subiendo primero una pierna y luego la otra. Estás ante un “gran escalón” que deberás subir y bajar procurando mantener un ritmo constante que dependerá de tu forma física y de tu nivel de entreno.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos