7 ejercicios que puedes hacer en casa con ayuda de una toalla

0
Entrenamiento de fuerza con toalla

¿Quieres mantenerte en forma en cualquier momento y sin salir de casa? Pues toma nota de los sencillos ejercicios que puedes hacer con ayuda de una toalla en poco tiempo y en un mínimo espacio. Súper eficaces para entrenar toda tu musculatura y con algo tan simple como sorprendente

No siempre es necesario acudir al gym o entrenar con máquinas y accesorios como mancuernas, bandas o fitballs. Una toalla puede dar mucho juego para entrenar en casa si sabes cómo utilizarla a la hora de poner a trabajar tus músculos con excelentes resultados. Elige una toalla lo suficientemente grande y con buen grosor. Poco más necesitas. Dedica 15-20 minutos a hacer esta rutina de ejercicios de fuerza con una toalla  y verás cómo tonificas brazos, piernas y abdomen sin apenas darte cuenta.

Cómo entrenar en casa con una toalla

No hay excusas. Los ejercicios con la toalla como aliada son fáciles y puedes hacerlos en cualquier momento y lugar. Zapatillas, ropa cómoda, tu toalla y ganas de trabajar los músculos de todo el cuerpo con poco esfuerzo ¿preparada?

Bíceps y tríceps

Haz estos dos ejercicios con ayuda de una toalla para presumir de brazos potentes sin atisbo de flacidez. Ejercita los brazos en casa con estas indicaciones:

1. Sentada en un silla, pisa un extremo de la tolla y sujeta el otro con una mano. Flexiona el codo sin separar el brazo del costado mientras tiras de la toalla que hará de resistencia (debe tener una longitud adecuada para que te cueste doblar el codo). Aguanta unos segundos la postura y suelta. Repite al menos 5 veces. Notarás cómo crecen tus bíceps.

2. De pie, sujeta un extremo de la toalla con tu mano derecha y llévala por encima de tu hombro a tu espalda. La toalla debe seguir la línea de tu columna vertebral para que la agarres del otro extremo con la mano izquierda. Tira de ambos extremos, hacia arriba con la mano derecha y hacia abajo con la izquierda y tus tríceps trabajan más duro de lo que crees. Repite el ejercicio alternando ambos brazos.

Antebrazos

Si quieres ganar fuerza en casa, prueba a hacer este sencillo ejercicio con ayuda de una toalla:



3. Sujeta la toalla y enróllala, como si estuviese empapada y quisieses escurrirla. Enrolla y desenrolla varias veces. Muy fácil y también muy eficaz.

4. Completa el ejercicio anterior con otro ideal tanto para brazos, como para tonificar los músculos pectorales. Coge una toalla, en este caso más bien pequeña. Sujétala por ambos extremos con tus brazos estirados hacia adelante y a la altura del pecho. Tira con cada mano hacia extremos opuestos, como si tu objetivo fuese partir en dos la toalla. Perfecto para tus brazos y para "subir" el pecho.

Abdominales

Puedes empezar a hacer abdominales y trabajarlos todos, oblicuos incluidos, con ayuda de una toalla, presente en cualquier casa:

5. “V” invertida. Colócate de pie sobre la toalla y dobla el tronco hacia adelante para apoyar tus manos en el suelo. Se trata precisamente de lograr  la posición “^”`. Seguidamente, desliza tus pies hacia atrás, despacio, con ayuda de la toalla (¡cuidado con los resbalones!) hasta lograr hacer la “plancha”, es decir, quedarte horizontal sin llegar a tocar el suelo. Aguanta unos segundos y vuelve a la posición de “V” invertida tirando de tus caderas. Es un ejercicio con toalla difícil pero un excelente entrenamiento de abdominales.

6. Oblicuos. Coge cada punta de la toalla con una de tus manos y pásala por detrás de tu espalda. Mantenla tensa estirando bien tus brazos. A continuación haz extensiones laterales de tronco. Dobla primero hacia la derecha (espalda recta), vuelve al centro y repite hacia la izquierda.

Piernas y glúteos

Si quieres definir piernas y glúteos, consigue la máxima tonificación con un ejercicio con toalla muy simple que puedes realizar en cualquier momento:

7. Tumbada boca arriba, flexiona las rodillas pisando la toalla con ambos pies. Eleva la cadera y contrae los glúteos mientras presionas la toalla trasmitiendo la fuerza de tus piernas a la planta de tus pies. Desliza la toalla hacia adelante y hacia atrás lentamente, siempre presionándola con tus pies para lograr la contracción de la musculatura del tren inferior y también para evitar darte un buen “culetazo”.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos