4 ejercicios para fortalecer brazos y piernas en el agua

0
Cómo fortalecer brazos y piernas en el agua



Debido a lo divertida que es, muchas personas han escogido la natación antes que el gimnasio, debido a que pueden ejercitarse a la vez que se dan un buen baño. Sin embargo, al dejar el gym, no logran fortalecer brazos y piernas de la misma manera, viéndose en muchas ocasiones con brazos y piernas flácidos y carentes de masa muscular.

Por eso, vamos a sugerirte algunos ejercicios sencillos para fortalecer los brazos y las piernas en el agua. ¡Sigue leyendo!

Rutina para ganar fuerza en brazos y piernas en el agua

Existe diversas formas de fortalecer los brazos y las piernas en el agua, aprovechando la resistencia extra que nos proporciona el agua. De esta forma, podremos mejorar nuestro físico y complementar la natación, sin necesidad de pisar un gimnasio.

Por ello, vamos a ver los 4 ejercicios para fortalecer brazos y piernas en el agua, además de otras partes del cuerpo como el abdomen y el pectoral.

1. Llevar rodillas al pecho para fortalecer brazos

Para poder fortalecer los músculos de los brazos en el agua, uno de los mejores ejercicios que existen, es llevar las rodillas al pecho. ¿Y por qué un ejercicio donde se mueven las rodillas fortalece los brazos? Pues porque lo que debemos hacer, es empujar hacia abajo los codos a la vez que subimos las rodillas, haciendo que los codos toquen las rodillas en la parte final del movimiento.

Al final, sería como realizar una especie de salto, en el cual, nos impulsamos con las rodillas hacia el pecho, a la vez que bajamos los codos hacia las rodillas, terminando el movimiento justo cuando se han cruzado. Este movimiento es muy frecuente en las clases de aquafitness y aquagym, ya que permite tonificar los músculos de los antebrazos, además de entrenar un poco las rodillas y el abdomen.

2. Correr en el agua para fortalecer piernas

Como las piernas también son muy importantes, no nos las podíamos dejar. Uno de los mejores ejercicios para fortalecer pierna en el agua, es correr sobre el agua. Correr sobre el agua es simple, trata de correr como si estuvieras en tierra firme, pero en una piscina que te cubra de cintura para abajo como mínimo, aunque haciendo pie obviamente.

De esta forma, la resistencia extra que ofrece el agua supone un gran fortalecimiento para las piernas. Aunque correr en tierra firme sea algo sencillo y fluido, no ocurre así en el agua, haciendo que se requiera un gran esfuerzo para poder desplazarnos de esa forma. Por este motivo, es uno de los mejores ejercicios de pierna en el agua que existen.

3. Empujar el agua

Volviendo a los brazos, un buen ejercicio es empujar el agua con los brazos, tanto si es hacia adelante, como si es hacia atrás. Lo que hay que hacer, es simplemente sumergir la palma de las manos en agua, y tratar de empujar el agua primero hacia adelante, y después hacia atrás.

La elevada resistencia del agua, provocará el mismo efecto que producía correr en el agua, es decir, que un movimiento natural como empujar un objeto hacia adelante, va a ser complicado por la resistencia extra del agua. De esta forma, es un excelente ejercicio para brazos, pectorales y espalda, ya que es capaz de tonificar prácticamente todo el torso.

4. Dar patadas en el agua

Finalmente, podemos literalmente dar patadas en el agua para fortalecer las piernas. Da igual qué tipo de patada sea, ya sea una patada recta o lateral, la cosa es estar en una piscina que nos cubra toda la cintura. Por cierto, a más cubra el agua, mayor dificultad tendrá el ejercicio y podrás ganar masa muscular más fácilmente.

De nuevo,se produce el mismo efecto que en los ejercicios anteriores. Al tener que soportar la resistencia extra del agua, tendremos que hacer un esfuerzo extra para realizar la patada, así que en el proceso vamos a fortalecer toda la pierna, especialmente esas zonas laterales que son tan difíciles de tonificar.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Rubén Azpeleta

Redactor SEO profesional y apasionado por el fitness y amante del deporte que combina la redacción con el trabajo de entrenador personal especializado en nutrición deportiva.