Disminuir el consumo de grasas saturadas

1



Las grasas saturadas, presentes sobre todo en aceites de origen animal, pueden perjudicar la salud cardiovascular si se consumen en exceso. Para evitarlo, se recomienda aumentar el consumo de alimentos con grasas insaturadas, como los pescados, el aceite de oliva y los frutos secos. Las grasas insaturadas ayudan a neutralizar las grasas saturadas. Los esteroles vegetales, sustancias que se encuentran presentes en frutas y verduras, también ayudan a mantener la salud del organismo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No