CXWorx: la clase colectiva para trabajar el core de una forma diferente

0
CXWorx

Es un entrenamiento intenso, dinámico y divertido, pensado para fortalecer el core y obtener una excelente forma física. Descubre cómo es una clase colectiva de CXWorx y todos los beneficios que este entreno innovador puede aportarte. ¡Seguro que querrás probar!

 CXWorx es una modalidad de fitness que, desde su aparición, no ha dejado de sumar adeptos. Es, ante todo, un efectivo entrenamiento funcional, basado en movimientos cotidianos, a los que se añaden ejercicios específicos, principalmente de fuerza.

El éxito de las clases colectivas de CXWorx radica en el trabajo intenso que se realiza en toda la zona media del cuerpo para conseguir no solo unos abdominales fuertes y potentes, sino también, el desarrollo de los músculos que conectan el core con las extremidades inferiores y superiores. Glúteos y piernas firmes y brazos tonificados y estabilidad total en el tronco son resultados visibles que ofrece, en poco tiempo, esta clase colectiva del gimnasio y esta nueva forma de hacer ejercicio.

¿Cómo es una sesión de CXWorx?

Como norma general, las sesiones se practican en grupos reducidos dirigidos por un monitor que establece el ritmo y la intensidad del entreno según el nivel de los participantes. Una clase de CXWorx tiene una duración aproximada de unos 30 minutos en los que no pararás un momento. Tras un corto periodo de calentamiento específico, la sesión se desarrolla al ritmo de la música más actual, que suena mientras se realizan los distintos ejercicios con total dinamismo, casi sin descansos o con paradas mínimas entre series.



Ganar fuerza en el core es el objetivo de este entrenamiento y para conseguirlo se combinan ejercicios muy diversos, algunos centrados exclusivamente en los abdominales superiores, inferiores y oblicuos y otros, que implican a otros músculos como lumbares, dorsales, glúteos, abductores, cuádriceps…

En una sesión de CXWorx puedes llegar a quemar entre 200 y 250 Kcal. mientras trabajas duro toda el área central de tu cuerpo. Ejercicios como la plancha, las elevaciones de pierna, los cruchs o las sentadillas no faltan en un entrenamiento de este tipo.

Como accesorios complementarios ideales para optimizar el trabajo de fuerza en una clase de CXWorx, es habitual utilizar la banda elástica, que incrementa la resistencia a la hora de realizar cualquier movimiento, y los discos, a los que se recurre cuando un ejercicio requiere peso extra para obtener mejores resultados.

Beneficios de las clases colectivas de CXWorx

Sin duda, el método CXWorx supone una manera diferente de entrenar a fondo el core. El hecho de practicarse en clases colectivas, con música y con ejercicios muy variados, hace las sesiones resulten amenas y que la motivación sea muy alta en todo momento. Además, son muchos los beneficios que puedes obtener entrenando CXWorx dos o tres veces por semana, entre ellos:

  • Core firme y estable. Es lo que ha hecho que este tipo de entrenamiento triunfe. Trabajar con intensidad la zona media no solo supone tener un abdomen perfecto, sin un átomo de grasa, sino que implica una mayor estabilidad de todo el cuerpo, importante para la práctica de cualquier otro deporte.
  • Mejora de la postura y prevención de lesiones. Consecuencia lógica de lo anterior. Un core fuerte es la mejor garantía para mantener posturas correctas tanto en nuestra vida cotidiana como en la práctica deportiva. Las sesiones de CXWorx inciden en una mejora de la estabilidad y del equilibrio.
  • Piernas y glúteos tonificados. Es otra de las ventajas de apuntarte a las clases colectivas de CXWorx del gym, porque, en ellas, la musculatura del tren inferior, especialmente los glúteos, también se trabaja de manera intensa.
  • Figura esbelta y excelente forma física. Hay que recordar que, aunque los ejercicios de fuerza sean protagonista, el ritmo trepidante de un entreno CXWorx contribuye a incrementar el gasto energético. El sistema cardiovascular se emplea a fondo y la quema de calorías y grasas es más que destacable.