Correas TRX, un accesorio ideal para fortalecer los músculos

Ejercicios con TRX para corredores

Es fascinante cómo la industria del fitness avanza cada día. ¿Marketing o utilidad real? Sea como fuere, las correas TRX se emplean en el 85% de los centros de entrenamiento, tanto low-cost, como premium. Por algo será… ¿no? Se catalogan como ejercicios en suspensión (entrenamiento TRX). Es decir, el propio peso corporal queda suspendido mediante agarres manuales o pedales por las agarraderas de dicho accesorio, el cual va clavado en su extremo mas distal, a un agarre de techo o barra metálica.



Randy Hetrick, exmiembro de la infantería de marina americana, al ver que en misiones oficiales no disponían de maquinaria de entrenamiento, procedió a usar las cuerdas de su paracaídas de forma rudimentaria con gomas elásticas, para llevar a cabo ejercicios sin necesidad de cargas externas difíciles de trasportar de un lugar a otro, ya que, la carga externa era el propio peso corporal. Hoy en día, Randy es fundador de Fitness Anywhere. Lo más curioso de todo es, que, aunque fue inventado en los años 90, no comenzó a comercializarse hasta más de 10 años después.

Estos son los beneficios de entrenar con correas en suspensión

Todos y cada uno de nosotros tenemos nuestros temores al iniciarnos en el fitness. Las cargas pesadas no abruman, ver a personas con cuerpos esbeltos que nos hacen sentir fuera de lugar. Sin embargo, la suspensión es una actividad funcional muy útil para iniciarse en mejoras físicas y estéticas. Veamos qué beneficios conlleva:

1. Trabajo global

El entrenamiento funcional está muy de moda al no tener un impacto dañino en nuestro compendio: músculo-hueso-ligamento-tendón. Por ello, al trabajar de forma global ejercicios que implican a todo el cuerpo, conseguimos un gran dinamismo para la vida real, donde los ejercicios analíticos en máquinas de fuerza no tienen tanta transferencia positiva.

2. Cada deportista elige su carga

Dependiendo del ángulo en el que el usuario se coloque al suspenderse. La carga externa será mayor, por principios de física y geometría angular. Es decir, cuanto mas vertical este nuestro cuerpo, el impacto será muy suave. Pero, si nos colocamos horizontalmente, la carga puede tener un mayor impacto.

3. Aumenta todas las cualidades sin riesgo

Con dicha actividad dependiendo del volumen, intensidad, velocidad de ejecución o tiempo de recuperación entre series, conseguiremos mejorar todas nuestras cualidades:

  • Fuerza al contraer nuestros músculos;
  • Flexibilidad al realizar movimientos al máximo rango de movimiento, o,
  • Resistencia al aplicar un ejercicio tras otro con descansos breves.

4. Se puede programar con circuito de intervalos

Dicho aspecto es muy interesante, ya sea un circuito con el propio aparato exclusivamente, o, concatenado con otros accesorios. Recordad, cuantos más recursos, mejor.

5. Mejora la coordinación

TRX no es un accesorio guiado como las poleas fijas o las maquinas analíticas. En TRX debemos de crear un movimiento fluido y ‘limpio’ sin una guía que nos dé soporte, por ello al principio sentiréis desadaptación. Pero, una vez encaminados correctamente, disfrutaréis de ejercicios con una higiene postural magnífica, con altas repercusiones positivas en vuestras acciones del día a día.

6. Solo se necesitan cuatro metros cuadrados para aplicarlo

Es estupendo poder practicar en casa cualquier ejercicio. El TRX puede suspenderse del marco de una puerta o del techo, una opción ideal para aquellos o aquellas que no disponen de presupuesto para pagar una cuota en un gimnasio o por falta de tiempo. Además, cada vez es más frecuente ver este accesorio en los entrenamientos grupales al aire libre.

7. Disminuye el riesgo de lesión

Como os comentamos, las cargas las establece cada uno. Por ello, el índice de lesión en TRX realizado con sentido común es muy baja, con respecto a otras actividades como ‘Crossfit’ o ‘Bodybuilding’.

8. Complemento óptimo para la musculación

Si sumamos un entrenamiento de fuerza a la practica de TRX , suavizando posteriormente y con un periodo de descanso adecuado hacia la suspensión, trabajareis todas las fibras musculares y procesos metabólicos, pasando de la fuerza con carga, a la suspensión funcional, y trasladando dicha unión a la una vida real plena físicamente.

Dejaos de acostumbraros a la sencillez. Sentid el placer por superar el miedo a manteneros en suspensión. Una vez lo dominéis, quedaréis cautivados con dicha actividad. Solo necesitáis dos aspectos: valor y constancia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Rubén Guzmán (entrenador de musculación y fitness)

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla, España) en 2013. Experiencia práctica diaria en Centros Deportivos (como usuario) y acondicionamiento físico-Fitness (colectivo e individual). Entrenador Nacional de Musculación y Fitness desde 2007 (Escuela Nacional de Entrenadores-Federación Española de Halterofilia). Experiencia profesional como entrenador personal, instructor deportivo, preparador físico y monitor de Body-Pump, Muay Thai y Kick Boxing. Fue becado por el Vicerrectorado de Deporte al mérito académico por la Fundación Universidad Pablo de Olavide y, en la actualidad, es Miembro ANECAFYDE (Consejo de delegados de Facultades del Deporte, España) y ejerce como Entrenador Personal y Coach Psicológico. En la actualidad, trabaja como entrenador personal en Holmes Place Madrid.


16 artículos