6 consejos útiles para tu primera clase de fitness grupal

Esta información ha sido verificada y aprobada por Albert Massana (instructor de fitness) el 18 agosto 2019
0
Total Body Conditioning

Las clases en grupo en los gimnasios no dejan de ganar adeptos. Las clases de fitness grupal son una forma mucho más amena de afrontar el reto que supone practicar deporte con regularidad, ya que en ellas se crea una dinámica de grupo que favorece la asistencia y el ambiente suele ser muy bueno. Sin embargo, si vas a estrenarte en una clase de fitness en grupo es normal que tengas dudas y nervios, así que vamos a ofrecerte una serie de consejos para sobrevivir a tu primera clase de fitness grupal. ¡Sigue leyendo!

Recomendaciones para acudir a una clase de fitness en grupo por primera vez

¿Te has apuntado a una clase colectiva para trabajar todo el cuerpo en el gym? ¿Quieres ir bien preparada? Aquí tienes algunas recomendaciones que te vendrán muy bien para no dar la nota y disfrutar al máximo:

1. Comprueba la mochila antes de salir de casa

Nada causará peor impresión que olvidarte la toalla, el agua o incluso las zapatillas en casa. Si vas al gimnasio con regularidad ya te habrás acostumbrado a echar todo lo necesario en la mochila, pero aun así antes de salir de casa deberíamos revisar que llevamos todo lo necesario. A la hora de preparar la mochila del gym, no debes olvidar:

  • ropa y zapatillas
  • toalla para los ejercicios
  • agua
  • toalla para ducharnos y ropa limpia
  • llave de la taquilla y candado o, si hay llave en el gimnasio, una moneda para cerrarla
  • el carnet de socio

2. Intenta llegar con tiempo a clase

Siempre es bueno llegar con tiempo a la clase de fitness, pero si es tu primer día todavía lo es más. Por una parte, nos da tiempo para conocer al monitor de la sesión y a los que serán tus compañeros en clase. Seguro que te ofrecen consejos para seguir la clase y aprovecharla al máximo.

Por otra parte, nos permite calentar bien antes de la clase, e incluso puedes hacer otra actividad previa al entrenamiento en grupo. Eso sí, no quieras hacer de más o llegarás muy cansada a la clase.

3. Preséntate ante el monitor

Llegar con antelación nos permite acercarnos al instructor y comentarle que es la primera vez que acudes a la clase, especialmente si te has unido al grupo sobre la marcha. Los buenos monitores te explicarán cómo funcionan las clases, los diferentes niveles que hay y te propondrán ejercicios alternativos en los momentos de máxima dificultad.

No esperes que se centre 100% en ti -para eso están los entrenadores personales-, pero sí que te dará indicaciones y los primeros días puede que te preste un poco más de atención. Si tienes algún problema físico, coméntaselo.

4. Calienta bien

Antes de empezar a hacer deporte es imprescindible calentar, y las clases de fitness grupal no son ninguna excepción. Puedes preguntarle al instructor si habrá ejercicios de calentamiento al principio de la sesión, pero nunca está de más realizar un buen calentamiento previo para activar el cuerpo.



Vas a hacer un esfuerzo nuevo, y tienes que prepararte. Igual que calentamos antes de la sesión, estiraremos al acabar para relajar y minimizar los efectos de las temidas agujetas.

5. Hazle caso a tu cuerpo: no tengas miedo del fracaso

Cuando nos enfrentamos a una clase de fitness estamos haciendo una serie de movimientos a los que no estamos acostumbrados. Por eso, hay que saber escuchar e interpretar los avisos y señales que lanza nuestro cuerpo. Solo tú sabrás hasta qué punto puedes forzar, pero por ser el primer día no deberías demostrar nada.

Si necesitas parar un ejercicio, si no puedes estirarte tanto como tus compañeros o si tienes que hacer el ejercicio con menos peso, no es ningún drama. Poco a poco irás mejorando y aprendiendo la técnica.

6. Enhorabuena: ¡has superado el primer día!

No te frustres si crees que no das el nivel o no has cumplido unos objetivos poco realistas. El mero hecho de ir a la clase de fitness ya es razón suficiente para alegrarse, así que fíjate unos objetivos realistas desde antes de empezar la clase.

Si aún así tienes dudas, puedes comentarlo con el monitor -quizá estés en una clase por encima o por debajo de tu nivel- o con el resto de compañeros. Seguro que no eres la primera persona que acaba su primera clase de fitness grupal con una sensación agridulce.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo por la Universitat de València, soy atleta en mi tiempo libre y un apasionado del deporte que ha conseguido unir su faceta personal y profesional a través de la redacción de contenidos online para Guiafitness.


38 artículos