7 consejos útiles para combinar running y gimnasio

Esta información ha sido verificada y aprobada por Albert Massana (instructor de fitness) el 24 septiembre 2019
0
Tabla para fortalecer las lumbares

El running y el entrenamiento en el gimnasio no son solo compatibles sino que forman un binomio perfecto. Unos músculos bien tonificados en conjunto no solo contribuirán a mejorar tu potencia y rendimiento en carrera, sino a prevenir posibles lesiones. Descubre las claves para combinar running y gimnasio a la perfección.

Son muchos los runners que alternan los días que salen a correr con aquellos que dedican a realizar rutinas de gimnasio con el objetivo de fortalecer la masa muscular que, no olvidemos, es el soporte que hace posible que realicemos ésta y cualquier otra actividad física.



Correr es un deporte aeróbico de impacto y de alta intensidad. Trabaja especialmente el tren inferior, glúteos y piernas, pero en realidad, todos los grupos musculares intervienen para hacer posible el movimiento en carrera, de ahí la importancia de dedicarles el tiempo suficiente para que cumplan correctamente su función.

En ocasiones, no basta correr kilómetros y kilómetros para mejorar la propia marca como runner. El trabajo en el gimnasio, con ejercicios específicos y con un peso apropiado, puede lograr resultados espectaculares en cuanto a potencia y resistencia consiguiendo, además, perfeccionar la técnica de carrera y contribuyendo a un desarrollo más armonioso de toda la musculatura de manera progresiva. Combinar una actividad deportiva principal con otras secundarias para mejorar el rendimiento en la actividad principal se denomina entrenamiento cruzado.

¿Cómo combinar musculación y correr?

Crossfit para adelgazar rápido

astarot || Shutterstock

Si has decidido combinar dos deportes, debes saber que correr e ir al gimnasio suponen dos actividades complementarias, por lo que practicarlas de manera simultánea implica importantes beneficios, pero hay que hacerlas teniendo en cuenta varios aspectos para evitar el sobreesfuerzo o incluso las lesiones. Algunos consejos compatibilizar running y musculación y lograr un  entrenamiento completo, eficaz y seguro son:

  1. No es recomendable realizar los dos tipos de entrenamientos en el mismo día. Lo ideal es alternarlos según tus preferencias y teniendo en cuenta forma física, por ejemplo, corriendo tres veces por semana y dedicando dos al entrenamiento de fuerza en el gimnasio. Si no dispones de tiempo y practicas running y entrenamiento en el gym en el mismo día, distancia ambas actividades lo máximo posible (correr a primera hora y entrenar a última). Si haces los dos deportes en una única jornada, recuerda también que uno de los dos debe ser suave. No puedes correr a tope durante horas y luego trabajar tus músculos en una sesión intensiva.
  2. Cuando entrenes en el gimnasio, varías tus rutinas. Un día puedes centrarte en la zona superior (bíceps, tríceps, hombros, pectorales), otro trabaja el core (abdomen y espalda) y otro el tren inferior (glúteos, piernas, gemelos). Si lo prefieres, puedes hacer un único circuito que incluya ejercicios específicos para cada zona.
  3. No te “machaques” en el gym, recuerda que al día siguiente sales a correr. Haz series cortas, con poco peso (según tu constitución) descansando entre series 30 – 40 segundos. No se trata de alcanzar el fallo muscular. Para un corredor no es lo más aconsejable.
  4. Descansa lo suficiente. Es importante dar al cuerpo el tiempo de recuperación necesario para evitar malestar, agujetas o lesiones. Al menos un día a la semana limita tu entrenamiento a un agradable paseo. Recuerda que el objetivo de combinar running y gym es mejorar tu forma física sintiéndote bien.
  5. Vigila tu alimentación. Tu actividad física intensa requiere una dieta específica que incluya los hidratos de carbono que te den energía y las proteínas que demandan tus fibras musculares.
  6. Antes de hacer cualquiera de estas actividades presta especial atención al calentamiento previo y a los ejercicios posteriores de recuperación (estiramientos).
  7. Para ganar potencia y rapidez en tu zancada, incluye en tu entrenamiento en el gym movimientos explosivos: saltos, sentadillas, lanzamiento de balón medicinal, zancada con rotación… son el complemento ideal al trabajo de fuerza.

Ten en cuenta estos consejos para practicar running y entrenar en el gimnasio y comprobarás que éste es un método excelente de mantenerte en plena forma mejorando cada día tu propia marca a la hora de correr.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos