Conoce todos los beneficios de practicar Aeroyoga

0
Beneficios de practicar yoga en suspensión

Es una de las modalidades de yoga más novedosas y para practicarla no necesitas ser una acróbata. Hacer las posturas y movimientos propios del yoga pero en el aire, añadiéndoles la sensación de ingravidez… ¿qué supone para tu cuerpo y tu mente? Descubre los beneficios del Aeroyoga a continuación.

¿En qué consiste el yoga aéreo?

El aeroyoga o también llamado yoga en suspensión y yoga aéreo se realiza con la ayuda de un columpio de tela que cuelga del techo y permite hacer las distintas asanas a cierta distancia del suelo. Hay varios niveles de aeroyoga. Primero se aprenden y practican los movimientos sobre superficie; un segundo estadio permite realizarlos con solo una parte del cuerpo en el aire y el tercero, ya consiste en “volar” y disfrutar de un ejercicio que combina la relajación con el entrenamiento de músculos y articulaciones.

Es sorprendente, divertido y toda una experiencia pero, además, son muchos los beneficios del Aeroyoga, tanto a nivel físico como psíquico. Practicándolo, ganarás fuerza, agilidad y equilibrio logrando una intensa sensación de bienestar cada día.

¿En qué puede ayudarte el yoga en suspensión?

Despegarte del suelo, dejando atrás estrés y preocupaciones, moviéndote despacio y con total libertad… Ese es el secreto de esta original modalidad de yoga que gana adeptos día a día porque quien lo prueba descubre, en pocas sesiones, los beneficios del Aeroyoga entre los que destacan:

Define la musculatura

El hecho de estar suspendido en el aire ya implica que tus músculos trabajan intensamente con el objetivo de mantener la postura sin contar prácticamente sin ningún apoyo. Además, según el nivel, una sesión de Aeroyoga supone un gasto calórico importante. Quemar más de 300 Kca. en una hora no es algo excepcional. Esta disciplina combina el ejercicio aeróbico con el de fuerza, por lo que, entre los beneficios del Aeroyoga hay que destacar que pierdes grasas y tonificas músculos.

Más ágil y flexible

Moverte en el aire implica impacto cero para tus articulaciones. El rango de tus movimientos se amplía con suavidad, sin forzar, y el resultado es un cuerpo más ligero, más flexible y más “joven”.

Core como una roca

Una de las ventajas del Aeroyoga es su capacidad para trabajar los abdominales sin que te des cuenta y sin que suponga un duro esfuerzo. Imagina el trabajo que hacen los músculos de la zona para mantener el equilibrio sin tener puntos de apoyo, estando sujeta únicamente por una suave banda de tela. El core se refuerza de manera extraordinaria haciendo que, una vez “en tierra”, tu postura corporal sea siempre la correcta.

Alivia dolencias musculares

Las posturas de yoga realizadas en el aire ayudan a eliminar la tensión muscular que puede acumularse especialmente en la zona de la espalda (lumbares) y del cuello. Se trata de realizar movimientos pausados, que favorecen suaves estiramientos, para que toda tu musculatura se libere de posibles agarrotamientos o contracturas.

Mejora la circulación y el drenaje linfático

Es otro de los beneficios del Aeroyoga. Tu cuerpo “cuelga” en posturas muy distintas, a veces totalmente horizontal, otras con las piernas elevadas por encima de tu cabeza… todos movimientos ideales para reactivar la circulación sanguínea con los beneficios que esto supone para tu salud.

¿Y cuáles son los beneficios del Aeroyoga para la mente?

No hay duda que lo que hace especial esta manera de practicar yoga es el hecho de hacerlo suspendidos en el aire. La sensación de libertad, de “despegarnos” de todo lo que pueda preocuparnos, es única y por eso los beneficios psicologícos del Aeroyoga son tan importantes como los que proporciona al conjunto del organismo.



No es solo ideal para eliminar el estrés, sino también para dejar atrás miedos, inseguridades y fobias. Hay que recordar que no hablamos de ejercicios gimnásticos (aunque en parte lo sean) sino de YOGA, una disciplina milenaria que busca la relajación y la meditación. En este sentido, practicarlo en el aire favorece todos los objetivos que persigue el yoga. Aumentar capacidades mentales como la concentración o la propia creatividad están también entre los beneficios del Aeroyoga.

Por último, no hay que olvidar que el aeroyoga o yoga en suspensión puede resultar de lo más divertido. Pasarlo bien mientras te cuidas es siempre un valor añadido.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos