Baños de arcilla

0



Baño de arcilla con agua

Baño de arcilla con agua

Los baños de arcilla son una terapia que cuenta con años de práctica, siendo muy solicitados en spas y balnearios. Su aplicación mantiene una relación antagónica con el clima: en verano deben ser baños fríos y en invierno calientes.

Se debe utilizar un mínimo de cuatro kilos de arcilla granulada en cada sesión. La bañera ha de estar previamente llena con el agua correspondiente a la estación. La mezcla con la arcilla se efectúa en el momento en que el paciente se sumerge en la bañera.

Usualmente, los baños se toman por espacio de 20 minutos durante las primeras cuatro sesiones, pudiendo subir a 30 minutos en las posteriores.

El mejor momento del día para realizar la terapia es por las noches, con el estómago liviano. Es ideal que finalizando el baño, el paciente pueda dormir hasta el día siguiente, asimilando mejor las propiedades curativas de la arcilla.

Además de ser notablemente relajantes, los baños de arcilla, sirven para elevar el sistema inmunológico y aliviar dolencias en los huesos y articulaciones.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor


767 artículos