¿Agujetas o lesión? Trucos que te ayudarán a saber diferenciarlos

0
Diferencias entre agujetas o lesión muscular

Prácticamente todos los deportistas del mundo tendrán agujetas en algún momento de su vida. Las molestias también son el pan de cada día, y a veces la línea que separa las agujetas de la lesión es tan fina que no nos damos cuenta de ella. Aprender a diferenciar las agujetas de una lesión, un problema mucho más importante, es esencial para evitar dañar el músculo y seguir un tratamiento para recuperarnos cuanto antes y dejar atrás el dolor que nos impide entrenar correctamente.

Averigua la naturaleza del dolor muscular

La pista más importante para saber si hablamos de agujetas o lesión nos la da, precisamente, la causa o naturaleza del dolor. Tras un día de entrenamiento muy intenso es fácil sentir las molestias causadas por las agujetas, una acumulación de sangre en la vaina del músculo. Y precisamente ahí es donde está el primer aviso: las agujetas suelen aparecer después del entrenamiento, mientras que las molestias causadas por una lesión las sentiremos durante la práctica de la actividad en sí.

Aún así, también puede ser que la sensación de molestia causada por las agujetas la notemos cuando estamos entrenando. Otro rasgo diferenciador entre agujetas y lesión es el dolor en reposo. En el caso de las agujetas, el dolor seguirá presente cuando estemos en reposo, sin entrenar; mientras que cuando hablamos de lesiones, el dolor se reduce cuando no entrenamos, pudiendo llegar incluso a desaparecer, pero cuando volvemos a la practica deportiva se acentúa. Así, las agujetas no deberían impedirnos entrenar pero las lesiones sí.

Cómo diferenciar las agujetas de una lesión

Albina Glisic | Shutterstock



De hecho, la leyenda urbana dice que las agujetas se curan haciendo trabajando de nuevo el músculo que nos duele. Esto no es exactamente así, aunque es cierto que a partir de los dos o tres días entrenando las agujetas empiezan a desaparecer. No tienen por qué ser fruto de la inactividad, sino que pueden aparecer porque empiezas en el gimnasio, o bien, trabajas específicamente un músculo o grupo muscular, porque aumentas la intensidad, etc. Después de un tiempo en movimiento la rigidez muscular desaparece, aunque puede volver cuando estén en reposo.

En cambio, cuando notes que el esfuerzo físico no hace más que acentuar el dolor, en especial en zonas concretas del cuerpo, estamos hablando de una lesión y conviene parar para no agravar aún más el problema. Puede ser cualquier tipo de lesión, desde una simple sobrecarga muscular hasta una tendinitis, una rotura fibrilar, etc. Además de reposo, es importante ponerte en manos de un fisioterapeuta. Ya sean agujetas o una lesión, los analgésicos y el hielo te ayudarán a calmar el dolor.

El grave peligro de confundir agujetas y lesiones

Ahora que ya sabes cómo detectar si son agujetas o una lesión es más difícil que caigas en el error de confundirlas, lo que puede representar un grave peligro. No son pocos los casos de gente que ante el dolor ha confundido una lesión con unas simples agujetas, agravando todavía más el problema. Al no cesar en el esfuerzo si estamos lesionados no solo se acentúa el dolor, también estás poniendo en riesgo tu salud. Si eres capaz de seguir el rastro del dolor e interpretarlo será más fácil que evites este tipo de problemas, ya que seguirás el tratamiento adecuado para el problema.

Por eso es tan importante saber diferenciar entre un dolor que aparece durante o después de hacer ejercicio, saber si se intensifica o si minimiza durante el esfuerzo físico y, en especial, controlar su evolución. En un plazo de dos o tres días las agujetas deberían ser historia, pero una lesión seguirá doliendo, al menos cuando hagas esfuerzos -otra cosa es en reposo-. Las agujetas son algo normal, con lo que aprenderemos a convivir, pero las lesiones son un peligro que no podemos pasar por alto.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados