Running para embarazadas

1
correr durante el embarazo

Muchas mujeres embarazadas se preguntan si pueden correr durante el embarazo, si existen riesgos para el bebé y cómo pueden mantener el entrenamiento durante los nueve meses de gestación, entre otros ejercicios para el embarazo. Lejos de resultar perjudicial, el running en el embarazo no sólo beneficia a la madre desde el punto de vista físico y psicológico, ya que le permite controlar el peso al mismo tiempo que se mantiene activa, sino que además favorece el desarrollo del bebé.

Si estás embarazada y quieres practicar running, debes saber que podrás correr en el embarazo de forma habitual, aunque deberás adaptar el entrenamiento a tus nuevas condiciones físicas. No olvides consultar a tu médico antes de iniciarte en el running durante el embarazo para que valore tu estado físico y las condiciones de tu embarazo.

Correr en el primer trimestre de embarazo

Correr durante el primer trimestre de embarazo puede ser uno de los momentos más complicados, ya que podrías sentir náuseas, vómitos y malestar durante o después de la actividad. Es aconsejable correr un ritmo normal, beber mucha agua y detener el ejercicio siempre que notes fatiga o cansancio.

Correr en el segundo trimestre de embarazo

Correr durante el segundo trimestre de embarazo puede ser algo más cómodo que los primeros meses. Las molestias desaparecerán y comenzarás a sentir al feto en tu interior. Practicar running embarazada te ayudará a mantenerte activa y llena de energía. Controla la respiración y recuerda detener el ejercicio cuando sientas fatiga o cansancio. Si un día no te apetece salir a correr, no te obligues.

Correr en el tercer trimestre de embarazo

Finalmente, debes saber que correr durante el tercer trimestre de embarazo es menos aconsejable. Suaviza el entrenamiento o cambia de actividad: puedes practicar natación, hacer senderismo o apuntarte a clases de yoga o pilates para embarazadas.

Running después del embarazo

Tras el parto, puedes retomar la actividad deportiva, aunque deberás esperar 40 días hasta que tu cuerpo vuelva a la normalidad. El periodo de cuarentena es muy importante para volver a practicar running después del embarazo. Transcurrido este tiempo, puedes empezar a correr despacio y sin complicaciones para recuperar la forma poco a poco.

Durante el embarazo, se ha debilitado el suelo pélvico y la musculatura abdominal, por lo que es importante que realices ejercicios de fuerza después del parto para recuperar el tono del suelo pélvico y evitar la aparición de dolores de espalda. No olvides escuchar a tu cuerpo. Retoma la actividad poco a poco y consulta a tu médico para que valore tu estado físico después del embarazo.

 

Fuente imagen: Erik Isakson
¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados