Bicicleta de spinning + electroestimulador: aumenta tu rendimiento

0
Combina spinning con electroestimulación

Los deportistas de avanzado nivel conocen de sobra la eficacia de entrenarse con electroestimuladores, además de los grandes resultados que obtienen cuando los combinan con una rutina de entrenamientos, utilizando una bicicleta de spinning.

Esta combinación de los electroestimuladores y las bicicletas de spinning para conseguir objetivos en un corto periodo de tiempo ya no solo es conocida por deportistas de élite, cada vez son más los usuarios que, sin ser deportistas profesionales, utilizan los electroestimuladores para entrenarse y conseguir resultados en un plazo de tiempo menor del que necesitarían para aumentar su fuerza y resistencia si tan solo utilizaran una bicicleta de spinning.

Al combinar estas dos máquinas conseguimos un entrenamiento muy completo: las bicicletas de spinning son unas perfectas quema-grasas, todos conocemos los beneficios de pedalear para conseguir una increíble resistencia, quemar calorías y aumentar de manera rápida el fondo físico. Entrenándonos en una bicicleta de spinning podremos seguir sus programas de entrenamiento y regular los niveles de resistencia para conseguir realizar todo tipo de rutinas, sea cual sea nuestro nivel de forma física. Además, podremos utilizar su consola multimedia y seguir rutas de cualquier lugar del mundo, visualizándolas en nuestra tablet o smartphone, y la bicicleta de spinning regulará de manera automática la resistencia según el desnivel de la ruta. De esta manera conseguiremos entrenamientos reales, divertidos y nada monótonos.

Al incluir el electroestimulador en este entrenamiento con la bicicleta de spinning, nos beneficiaremos aún más de sus ventajas. Los aparatos de electroestimulación tienen muchos programas para ser utilizados. Los más comunes y que todo el mundo conoce son los que utilizan los fisioterapeutas para aliviar dolores o rehabilitar lesiones, pero además de estos usos, algunos modelos de electroestimuladores disponen de programas con los que podremos recibir masajes, eliminar tensiones a nivel muscular y, los más importantes y que más usaremos, aquellos que nos permitirán ejercitar la musculatura de todo nuestro cuerpo para ganar fuerza, resistencia y velocidad. Los electroestimuladores con la función de ejercitar los músculos cuentan con programas para ganar fuerza y conseguir más resistencia. Estas opciones en sus programas son muy útiles para combinarlas con las rutinas de spinning.

Si optamos por adquirir alguna de estas máquinas para utilizarlas en casa, debemos tener en cuenta varios aspectos. A continuación, te mostramos los más importantes para decidirnos por un modelo en concreto.

Electroestimuladores en tus sesiones de entrenamiento

Si hemos decidido comprar un electroestimulador para combinarlo con nuestras rutinas de entrenamiento, tener claro el objetivo de su uso es primordial antes de decidirnos por un modelo en concreto, ya que, si tan solo buscamos un aparato de electroestimulación para mantenernos o tonificar un poco algún músculo, bastará con un estimulador que no tenga demasiadas prestaciones y esto bajará considerablemente el precio. Pero si buscamos mejorar la condición física y fortalecer la musculatura utilizando planes de entrenamiento específicos debemos adquirir un dispositivo más potente.

Control del electroestimulador

Factores a tener en cuenta para elegir un electroestimulador:

  • Tipo de onda: una corriente de compensación bifásica sería la correcta para no experimentar molestias o efectos polares no deseados.
  • Frecuencia: los rangos de frecuencia son un factor clave para su uso. Debemos elegir un aparato con rangos de frecuencia que cubran los programas que vamos a utilizar, para poder entrenar fuerza, velocidad, resistencia o combinar ambas.
  • Canales disponibles: lo recomendable es adquirir un electroestimulador con un mínimo de 4 canales y que permita el uso de 8 electrodos simultáneamente, para así cubrir una mayor zona en una misma sesión.
  • Volumen, peso y facilidad de uso: este punto también es importante, ya que un aparato fácil de usar será de gran importancia. El tamaño y el peso también serán importantes, puesto que un aparato ligero nos permitirá utilizarlo de manera cómoda sin que nos ocupe demasiado espacio.
  • Calidad del aparato y de los electrodos: comprar un aparato de marca reconocida nos dará la seguridad de que todos los electrodos funcionen bien y que procuren una buena conducción de la corriente.

Bicicleta de spinning

La bicicleta de spinning (su nombre técnico es ciclo indoor) nos ofrece múltiples beneficios, pero debemos elegir nuestro modelo dependiendo de varios factores como son: el número de usuarios que vayan a utilizar la bici de spinning, la talla y el peso de cada uno de ellos, el número de horas semanales que vayamos a utilizarla y el tipo de uso que le vayamos a dar. Podéis visitar en la web de ilovefit una guía sobre la bicicleta spinning.

Bicicleta de spinning o ciclo indoor

Factores a tener en cuenta para elegir una bicicleta de spinning:

  • Chasis: esta es la estructura principal y debe ser robusta a la vez que ligera, para conseguir estabilidad mientras pedaleamos y que además sea fácil su transporte si tenemos que guardar la bicicleta cada vez que acabemos de utilizarla.
  • Volante de inercia: esta pieza es muy importante, ya que cuanto mayor sea su peso mayor suavidad de pedaleo conseguiremos. El peso del volante de inercia debe oscilar desde un mínimo de 16 kg, hasta unos 20 o 22 kg si pretendemos entrenar de una manera profesional.
  • Tipo de transmisión: es la encargada de transmitir la fuerza del pedaleo al volante de inercia. Existen dos tipos de transmisión por correa y por cadena. La cadena es mucho más resistente y no necesita apenas mantenimiento, bastará con engrasarla y no es necesario hacerlo muy habitualmente. La correa por el contrario es menos duradera, pero algunas correas utilizan materiales que alargan notablemente su duración y el factor más importante de las correas es que son más silenciosas que las cadenas.
  • Sistema de frenado: existen 3 tipos de sistemas de frenado. En primer lugar tenemos los frenos mecánicos, entre los que encontramos de patín o de tapón. En segundo lugar, los magnéticos para gamas superiores. Y por último, los de inducción electromagnética -el sistema más moderno- con los que podremos regular el esfuerzo en base a los vatios seleccionados.
¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados