Protocolo y etiqueta en tu clase de yoga

0
Etiqueta en el yoga

¿Te acercas por primera vez al Yoga y tienes curiosidad para conocer el protocolo y la etiqueta que habría que respetar durante una lección?

A continuación veremos 6 recomendaciones que tendrías que observar en el yoga para tener una experiencia bonita, sin molestar a los demás. Ten en cuenta que la mayoría de estas también te pueden valer para Pilates.

1. Llegar con anticipación

Aunque se trate de tu primera experiencia o no, es recomendable llegar a clase unos 10 minutos antes del horario establecido. Tendrás tiempo para cambiarte si lo necesitas, así como resolver asuntos administrativos eventuales.

Después puedes desenrollar tu esterilla de yoga, relajarte y prepararte para empezar la clase. Si es la primera vez que vas, podrás ir conociendo a las demás personas y también al profesor. En caso algún día llegues tarde a clase, trata de entrar con discreción para no interrumpir la lección.

2. Sin zapatos, calcetines ni… móvil

Que ponerse para hacer yoga

Todo lo que es superfluo deberías dejarlo en el vestuario. Si no está disponible, pregunta si el estudio tiene estanterías para guardar tus cosas. De todas formas, tendrías que quitarte zapatos y calcetines antes de entrar en la sala.

El mismo destino le toca al móvil y – si lo llevas – al reloj; pueden ser muy incómodos en algunas posiciones. Siempre hay llamadas importantes que atender pero para tener una clase de yoga que se respete, tienes que alejar todas las posibles distracciones.

3. Elige bien donde colocarte

Llegando algunos minutos antes, podrás elegir donde colocarte en el estudio. Posiciona tu esterilla en un lugar donde te sientes cómodo y en el que puedas seguir con facilidad las indicaciones del maestro.



Al mismo tiempo preocúpate de que la esterilla no moleste a nadie. El maestro, en primer lugar, tiene que pasar entre los yoguis para corregir los errores posturales. En segundo lugar, intenta no colocarte justo delante a otro yogui para no dificultarle la visión del maestro.

4. Cuidar la higiene personal

Yoga con estirilla

En lo bueno y en lo malo. Es decir, no solamente los malos olores sino también los buenos. Cuidar la higiene personal antes de ir a clase de yoga es fundamental pare que las demás personas puedan disfrutar de la lección.

Esto no quiere decir pasarse con el perfume. También un perfume muy fuerte puede ser fuente de molestia, ya que puede influir en la concentración. Algunas gotitas de aceite natural en las muñecas y listo.

5. No exageres con las charlas

Aunque una clase de yoga se presta mucho a esto de las charlas, hay que controlarse. Acuérdate que antes de todo, tiene que ser un momento del día para la introspección y la meditación.

Siempre tendrás posibilidad de socializar antes o después de la lección; en los espacios comunes del estudio o en el vestuario.

6. ¿Preguntas? Sí, pero con moderación

No charlar durante la clase de yoga

¿Tienes dudas sobre una posición? Si es algo que no puedes esperarte, puedes preguntárselo al maestro de yoga sin exagerar. Para hacerlo intenta llamar su atención de manera discreta.

Si se trata de algo postural, si piensas que lo estás haciendo mal, no te preocupes: el maestro suele controlar él mismo estas cosas. De todas formas, al final de clase, podrás preguntar todo lo que quieras.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados