El blog de Guía Fitness

Power walking: un deporte de moda para ejercitarse caminando

0
Ventajas que ofrece el power walking

El power walking, o lo que es lo mismo, caminar con energía, es una actividad física para aquellas personas a las que no les gusta el running. El power walking ofrece beneficios similares a correr pero con menos riesgos para la salud.

Practicar el power walking va más allá de caminar rápido. Para poner en práctica este deporte hay que seguir una serie de parámetros para conseguir los mayores beneficios posibles. La postura ideal a la hora de hacer power walking consiste en colocar la cabeza recta, los hombros hacia atrás, el pecho hacia delante, y el abdomen contraído. De esta manera evitaremos las sobrecargas en lumbares, cervicales y dorsales. En esta actividad siempre hay un pie como apoyo en el suelo, de manera que los impactos contra músculos y articulaciones que se sufren en el running no se dan en el power walking.

¿Qué beneficios ofrece el power walking para quien lo practica?

Beneficios de practicar el power walking

El power walking tiene beneficios similares a los beneficios de empezar a correr. Además de las ventajas que ofrece el power walking físicamente, también lo hace mentalmente.

A continuación te ofrecemos 7 beneficios de practicar el power walking como deporte habitual:

  1. Quema grasa. Junto con una dieta saludables, practicar entre 40-60 minutos de power walking varias veces por semana te ayudará a perder peso y mantener la forma.
  2. Mayor respuesta inmunológica. La práctica del power walking reduce el estrés y provoca el aumento de la temperatura corporal. Como consecuencia el cuerpo repele con mayor facilidad las infecciones.
  3. Mejora el sistema cardirrespiratorio. Al realizar deporte la capacidad cardiorrespiratoria aumenta y mejora, por lo que se reducen los riesgos de padecer cardiopatías.
  4. Reduce el riesgo de padecer osteoporosis. El power walking es un deporte que ayuda a las personas para que su cuerpo mantenga el tejido óseo en buenas condiciones. Además, practicar el power walking al sol hace que se active la vitamina D, fundamental para el calcio y fósforo de los huesos.
  5. Fortalecimiento. El power walking favorece el fortalecimiento de músculos y articulaciones -sobre todo del tronco inferior-, durante su práctica continuada.
  6. Mejora el estado de ánimo. Tras una sesión de power walking el cuerpo se va a sentir liberado y relajado. Esa sensación de bienestar fomentará por unas horas tu estado de positividad y mejora de la autoestima.
  7. Despeja la mente. Mientras caminas, tu cuerpo desconecta del resto. Esa desconexión es fundamental para ofrecer un mayor rendimiento en el futuro.

¿Qué opinas sobre el power walking? ¿Te atreves a probarlo? El power walking también puede practicarse en pareja o en grupo para que sea más fácil convertirlo en una rutina.

Sobre el autor

Imagen de perfil de Juan Fran Delgado

Juan Fran Delgado

Redactor en GuíaFitness. Acerco la información deportiva a las personas para ayudarles a conseguir sus objetivos.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados