Mitos del ejercicio cardiovascular

1

¿Eres aficionado o practicas con frecuencia ejercicio cardiovascular? Tal vez hayas escuchado numerosos mitos sobre el ejercicio cardiovascular entre quienes lo practican para perder grasa y mantener la forma física. No cabe duda que el ejercicio cardiovascular es muy importante, ya que supone aporta grandes beneficios para la salud como, por ejemplo, previene enfermedades cardiovasculares y enfermedades crónicas como la obesidad y diabetes, facilita la pérdida y el control de peso y supone un estímulo positivo para el sistema nervioso central.

5 mitos de los ejercicios de cardio

Constituye uno de los temas que mayor controversia generan en gimnasios. A continuación, tienes una lista de los mitos más extendidos sobre el ejercicio cardiovascular:

  1. “Tienes que hacer cardio para definir”. No es totalmente necesario realizar ejercicio cardiovascular si queremos definir la masa muscular. El cardio supone un complemento que nos ayuda a conseguir nuestro objetivo, la pérdida de grasa. Además, seguir una dieta equilibrada ayuda en el proceso de definición: la alimentación junto con el descanso adecuado suponen el 70%.
  2. “Cuando realizas ejercicio cardiovascular necesitas alcanzar una intensidad lo suficientemente alta para aportar un gasto cardiaco para quemar grasa”. Esto no es cierto, ya que durante los entrenamientos de intervalos de alta intensidad o HITT, el pulso cardíaco se acelera y por tanto aumenta nuestra actividad simpática (aceleración cardíaca, vasoconstricción, aumento del gasto cardíaco, volumen asistólico…). Con ello, estimulamos una quema de calorías superior, pues el organismo se somete a una situación anómala o de impacto y no podemos engañarlo quemando únicamente grasa. Además, no existe ningún tipo de ejercicio que facilite la quema de grasas única y exclusivamente; el cuerpo suele utilizar glucógeno y glucosa en combinación para la obtención de energía, lo cual obtiene de las reservas hidrocarbonadas que generas gracias a los hidratos consumidos con la dieta.
  3. “El cuerpo comienza a perder grasa a partir de los 20 minutos de realizar ejercicio cardiovascular”. Nuestro cuerpo se encuentra produciendo energía las 24 horas del día y lo que realmente supone la pérdida de grasa es el déficit calórico. Si deseas perder grasa, tu balance energético debe ser negativo, es decir, deberás administrar menos calorías totales de las que gastas, pues el cuerpo consume las reservas de grasa para compensar este déficit de energía. El ejercicio cardiovascular supone un consumo de energía adicional que te ayuda a que tu gasto de calorías diario sea mayor que si no realizas este tipo de ejercicio.
  4. “Debes realizar ejercicio cardiovascular antes de ponerte con ejercicios de pesas”.  Si realizas ejercicio cardiovascular antes de sesiones de entrenamiento, estarás agotando las reservas de glucógeno de tu cuerpo, por lo que el rendimiento durante el ejercicio caerá en picado ante la falta de reservas energéticas. Lo ideal es realizar sesiones de ejercicio cardiovascular separadas de otros entrenamientos, como levantamiento de pesas.
  5. “Sudar más durante el cardio supone que estás quemando más grasa”. Al practicar ejercicio con muchas prendas de ropa (sudaderas, chaquetas, etc.), lo que estás haciendo es aumentar tu temperatura corporal y, con ello, tu cuerpo tiende a regular este aumento mediante pérdida de calor por transpiración. En realidad, lo que estás haciendo es perder una importante cantidad de agua, lo cual constituye un importante factor de riesgo de deshidratación.

 

 

 

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados