Lo que me sale de los Kettlebell

Marketing del Entrenamiento personal, venderse no lo es todo

0
¿Qué debe tener un personal trainer?

Venderse. A nivel personal, reconozco que siempre me ha costado. Admiro a todos aquellos que saben hacerlo, sin tapujos, pero también sin mentiras.

El marketing consiste en identificar las necesidades del mercado y satisfacerlas, por tanto puede ser una de las tantas herramientas de las que se valga un entrenador personal (EP) para conseguir clientes. Ya se sabe: Puedes ser muy bueno, tener una formación estupenda, pero que nadie te conozca y, entonces, lo anterior te sirva de poco. Aunque, por otra parte, el marketing no lo es todo, te hace captar clientes, pero no te hace retenerlos.

Conseguir el éxito depende de una mezcla extremadamente compleja: estrategia y capacidad. Hay gente muy capaz que no sabe gestionar y viceversa. En un sector cada vez más competitivo no hay variables que pasar por alto. Todo cuenta, pero no todo vale. Las buenas intenciones no mantienen empresas, no pagan las sesiones a precios dignos como tampoco lo hacen la indignación constante o un marketing potente.

Hoy por hoy muy pocos gimnasios o centros de entrenamiento personal apuestan por una plantilla sólida, con trabajadores en nómina, así que cada entrenador (en su mayoría autónomos) somos nuestra propia empresa, que seamos competitivos o no depende en gran medida de nosotros mismos.

El marketing tiene poder, pero hay que huir del planteamiento simplista, ya que todo acto (empezando por nuestra formación,  pasando por la comunicación y la gestión de nuestra propia marca) debería formar parte de una estrategia. Sin ella nada es sostenible. Dar palos de ciego “a ver si ahora esto funciona” no suele dar buenos resultados. El mercado no tiene paciencia, no entiende de sentimientos, ni de ofuscaciones permanentes, tampoco de ideales. Por mucho que nos duela, es frío, rompe de par en par los sueños que no son rentables y rechaza sin dar explicaciones aquello que no le satisface.

Históricamente, los que no han sido capaces de alcanzar el éxito en su profesión han culpado a los que lo tienen de “ser todo marketing”. Ojalá fuera tan sencillo. Necesitamos menos miopía y más  capacidad de autocrítica y humildad.

Todo viaje que pretenda alcanzar un destino requiere una hoja de ruta con puntos intermedios que garanticen que cada vez estamos más cerca de nuestro objetivo. Esto es estrategia, el marketing forma parte de ella, pero que no os engañen. No lo es todo.

Sobre el autor

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados