Lo que no sabes si corres sobre asfalto

1
Practicar running sobre asfalto

Si tuviéramos que hacer una clasificación de las preguntas más escuchadas cuando hablamos de running, la de ¿qué pasa si corro sobre asfalto?, se colocaría seguramente entre las primeras plazas.

Muchas veces se lo preguntamos a los compañeros con los que salimos a correr y cada uno tiene su opinión sobre el tema. Pero, al final, ¿podrías decir realmente que conoces cuáles son los efectos que conlleva correr sobre esta superficie?

Vamos a tratar de resolver todas las dudas que se te hayan quedado, haciendo un rápido resumen de los aspectos positivos y negativos que vas a experimentar al practicar jogging.

Efectos positivos si corres por asfalto

A lo mejor no lo habrías dicho pero sí, correr sobre asfalto (o terrenos parecidos) tiene también sus puntos a favor. Entre ellos, varios estudios han evidenciado que:

  • Facilita mantener un ritmo más regular y eficaz, ideal para un entrenamiento focalizado en la velocidad y la explosividad;
  • Exige un esfuerzo menor a los muslos, perfecto para los principiantes que quieran empezar con ejercicios ligeros;
  • Permite centrarse en el gesto atlético, favoreciendo poder realizar los ajustes que una persona necesite para mejorar la calidad de su carrera; el tipo de pisada podría ser un ejemplo.

Corriendo sobre asfalto

Efectos negativos si corres por asfalto

Los contras se deben básicamente a los prejuicios potenciales que puede padecer nuestra condición física, ya que cuando practicamos running en carreteras las piernas y las rodillas tienen que sostener el doble de nuestro peso corporal:

  • Pone a prueba el estado de los tendones (aunque con zapatillas adecuadas puedes reducir el riesgo de lesiones);
  • Perdemos en propiocepción, o sea nuestra capacidad de reacción y respuesta, como, por ejemplo, cuando el pie se adapta a la forma de suelo;
  • En general, a no ser pistas en parques u otros lugares cerrados al tráfico, hay que compartir un espacio por donde pasan coches y todo tipo de vehículos; no exactamente lo indicado para nuestra salud.

Recomendaciones para no sufrir lesiones

Sobre lo que hemos dicho, podemos sacar algunas recomendaciones que te permitirán minimizar los riesgos. En primer lugar es recomendable alternar las superficies, incluyendo en tu ruta diferentes tipos de suelo. Si siempre corres por las aceras o por la carretera, intenta planificar un recorrido diferente que rompa con la monotonía.

Deberías incrementar progresivamente el recorrido sobre asfalto, para que tu cuerpo incorpore gradualmente el estrés físico. Aumenta la distancia semanalmente según tus posibilidades.

Por último, para evitar lesiones y problemas relacionados con el cambio de superficie, trata de fortalecer la musculatura de los pies a través de ejercicios específicos para desarrollar la flexibilidad.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados