Las agujetas

0
¿Qué son las agujetas?

Si acabas de empezar en el gimnasio desde cero o has vuelto a hacer ejercicio después de una temporada sedentaria, es posible que al día siguiente notes unos ligeros dolores musculares en las piernas, los brazos o la espalda. A estas pequeñas molestias se les conoce coloquialmente como agujetas. Sigue leyendo para descubrir qué son las agujetas y cómo eliminarlas en pocos días para que puedas retomar tu entrenamiento con total normalidad.

¿Qué son las agujetas?

¿Qué son las agujetas y cómo quitarlas?

Las agujetas son un dolor muscular que se siente en una parte del cuerpo concreta un tiempo después de haber realizado deporte, o bien, después de haber hecho cualquier otro tipo de esfuerzo físico no habitual y de manera reiterada. Suelen aparecer también cuando sometemos al cuerpo a un ejercicio de una intensidad mayor al que está acostumbrado a realizar.

Los músculos se ponen muy sensibles al tacto, estiramiento y al movimiento. Eso sí, hay que saber diferenciar entre agujetas y lesiones. Si realizas un ejercicio y te produce dolor en el mismo momento, lo más posible es que te hayas lesionado. Por el contrario, si notas dolor en los músculos después de realizar ejercicio físico, se tratan entonces de agujetas.

Con ello, los principales síntomas de las agujetas son la aparición de dolores musculares y molestias a la hora de realizar movimientos de alguna articulación. Se producen por microroturas en las fibras musculares: aquellas que estaban menos preparadas para asumir el trabajo físico realizado están más expuestas a romperse y, por tanto, a generar este tipo de molestias.

¿Es bueno tener agujetas?

¿Tener agujetas es buena señal?

Ante esta pregunta debes saber que las agujetas son buenas siempre y cuando no puedan derivar en lesiones. En este caso, los estiramientos antes y después de realizar cualquier tipo de actividad físicas son fundamentales para relajar las fibras musculares y, por tanto, prevenir las molestias al día siguiente.

Ten en cuenta que tener agujetas no es sinónimo de un buen entrenamiento, mas bien puede ser señal de una baja forma física. Aunque también pueden aparecer a causa de un aumento en la intensidad del ejercicio, lo cierto es que es necesario estar en buena forma para prevenirlas.

Consejos para prevenir las agujetas

Recomendaciones para prevenir las agujetas

¿Qué puedes hacer para intentar no tener agujetas? Aunque tener o no agujetas depende de cada persona, os vamos a proponer algunos consejos para intentar evitarlas o huir de ellas. A continuación, te explicamos 3 consejos para prevenir las agujetas:

  1. No aumentes demasiado la intensidad de los ejercicios que estés realizando.
  2. Al realizar un ejercicio nuevo es mejor hacerlo con de menos a más. No empieces de primeras con mucho volumen o mucho esfuerzo.
  3. Realiza saltos en el entrenamiento provoca muchas agujetas por lo que es mejor empezar con este tipo de movimiento gradualmente, sin excederte.

Remedios para aliviar el dolor de las agujetas

Remedios caseros para aliviar los agujetas

Además de tener en cuenta los falsos mitos para combatir las agujetas que circulan por Internet y que seguramente escucharás en boca de amigos y familiares, es importante que conozcas algunos remedios para aliviar las agujetas de manera natural. Aunque es probable que tu médico te aconseje tomar ibuprofeno para aliviar la inflamación de los músculos, también puedes acudir a tratamientos naturales para las agujetas, como los que te planteamos:

  • Aplicar frío: si notas un dolor intenso, aplica una bolsa de hielo sobre la zona afectada para relajar las fibras musculares y en pocos minutos te sentirás mejor.
  • Baño de tomillo con aceite esencial de ciprés: tanto el tomillo como el aceite de ciprés conforman dos antiinflamatorios naturales excelentes para aliviar el dolor en los músculos y las articulaciones. Puedes probar a hacerte un masaje con el aceite de ciprés y, más tarde, aplicar agua tibia con tomillo.
  • Masaje con aceite de lavanda: esta planta también constituye un remedio natural ideal para aliviar las agujetas. Masajea suavemente la zona del cuerpo afectada por las agujetas con la lavanda y en poco tiempo notarás cómo se relajan.

Si las agujetas no remiten pasados unos días desde la última vez que realizaste ejercicio físico, es recomendable que acudas a un fisioterapeuta que pueda aplicar el tratamiento adecuado contra las agujetas. En este caso, si acudes a un fisioterapeuta, podrían realizarte masajes, sesiones de acupuntura o tratamientos de estimulación eléctrica para aliviar el dolor producido por las agujetas.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados