La respiración del Yoga en los niños

0
yoga infantil

Una de las partes esenciales, tanto en el yoga para niños como para adultos, es la respiración, puesto que gracias a ella nos mantendremos en equilibrio y armonía, iniciando las primeras posturas de yoga para los más pequeños.

El inhalar y exhalar por las fosas nasales es vital para que el niño pueda realizar los estiramientos y alcance el equilibrio que necesita durante la práctica del yoga.

Gracias a la respiración, el niño logra mantener la armonía interior, desarrollando una serie de ejercicios que le permitirán a éste tener la concentración necesaria.

Una vez que el niño controle su respiración durante el yoga, el profesor empezará con las posturas, cuyo sentido deberá ser desde los órganos exteriores hasta ir calmando a los órganos interiores.



Asimismo, estas posiciones que realizaran los niños deben ir practicándose paulatinamente para sentir los beneficios de la práctica del yoga con los niños, ya que lo ideal es que al principio aprendan a respirar, relajar y luego concentrar.

De igual forma, no se le debe exigir al niño que repita las posturas, puesto que puede resultar muy aburrido. Por el contrario, los pequeños deben considerar al yoga como  un ejercicio lúdico y educativo para el cuerpo y la mente.

Además, hay que ir variando las posturas y los movimientos, lentamente, y a un ritmo en que los pequeños no pierdan la concentración. Como ya hemos dicho, el ánimo y la motivación son cruciales en este sentido. El respeto, la moderación, y una actitud positiva y alegre, también.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados