Inflamación muscular en deportistas

2

Dolores musculares

Una de las razones que llevan a un deportista a sufrir dolor muscular es la inflamación muscular.  El empleo de anti-inflamatorios, masajes relajantes, e incluso el uso de calor y hielo suelen ayudar a contener sus efectos negativos;  sin embargo en todos los casos también existen desventajas.

Los anti-inflamatorios no esteroideos suelen servir como calmantes inmediatamente después de una competencia pero no eliminan la dolencia. El deportista en su deseso de recuperarse rápidamente de la lesión puede consumir más medicamentos de los prescritos por su médico, poniendo en riesgo su salud y ocasionándose problemas gástricos.

La técnica con hielo sobre la zona afectada es sugerida por los doctores como primera medida tras la inflamación: el dolor disminuye y la hinchazón se da con menos rapidez. Su aplicación se da sobre una toalla delgada o un plástico, nunca directamente en la piel.

En relación a la aplicación de calor se deben tener 2 puntos en cuenta. Primero, que no debe existir lesión o hinchazón aparente y en segundo lugar debe darse luego de 72 horas tras la competencia. Se cree que la sangre es dirigida hacia el músculo a través del calor acelerando la curación.

Finalmente las pomadas también contribuyen al alivio del dolor a manera de analgésicos o anti-inflamatorios, mientras los relajantes masajes añaden una sensación placentera porque ayudan a que el fluido sanguíneo aumente en dirección a los músculos.

Recuerda que tras tu recuperación necesitas iniciar el entrenamiento de forma gradual. El debilitamiento sufrido en tu musculatura requiere de tiempo para una recuperación total; eso significa que si el deporte realizado exige movimientos intensos será mejor detenerlos hasta estar seguros de no correr riesgo alguno.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados