Home fitness: Entrenamiento en casa

2

Mujer haciendo ejercicio en casa con bicicleta estatica

¿Eres perezoso y te cuesta salir de casa para ir al “gym”? ¿No tienes tiempo pero te encantaría estar en forma y llevar una vida fitness? No es imprescindible ir a un centro de fitness para estar en forma. Puedes seguir muchos ejercicios de fitness desde casa y también contar con la ayuda de aparatos de fitness. Es el conocido como ‘home fitness’.

 Y tres son los aparatos de fitness más comunes en los hogares:

  • Pesas

Para las piernas o para los brazos. Las mancuernas y las pesas cada vez están más presentes debajo de la cama de muchos hogares. Permiten hacer diferentes ejercicios por un módico precio y, cómo no, sin tener que ir al gimnasio.

  • Bicicleta estática

Comprar una bici estática o elíptica es una gran opción para personas que disponen de poco tiempo para hacer ejercicio pero ven la necesidad de comenzar a practicar alguna actividad física. No importa si llueve o si ya es de noche, puedes subirte a tu bici y comenzar a pedalear al mismo tiempo que ves tu programa favorito de la tv o mientras escuchas tu cd favorito.

Al pedalear trabajamos los músculos no sólo de las piernas sino también los glúteos y los abdominales. El pedaleo de la bicicleta estática es un ejercicio aeróbico que ayuda a mejorar el ritmo y capacidad cardiorespiratoria, además es ideal para combinar con una dieta para adelgazar.

  • Cinta de correr

Hoy en día las compras de cintas de correr se han convertido en esenciales en los aparatos de Home fitness y eso no es por casualidad. Con la cinta de correr, son varias las ventajas que encuentra nuestro entrenamiento, pero la principal está en conseguir los beneficios del ejercicio aeróbico que es correr sin tener que desplazarnos o preocuparnos por el tiempo que hace fuera.

Ante todo, lo más importante es la creatividad y practicidad. Podemos aprovechar al máximo instrumentos que sean útiles para ejercitarnos, sin abarcar demasiado espacio.  Uno de ellos son las mancuernas, las cuales podemos guardar en un armario o usar como pisapapeles después del ejercicio.

Igualmente, las bandas elásticas se pueden utilizar para la práctica de diferentes actividades, como el Pilates.  Una vez finalizada tu rutina, las puedes colgar dentro de un armario o en el cuarto de baño.

En cuanto a los balones de fitball, indispensables para una sesión completa de Pilates, procura comprarlos en diferentes y llamativos colores, a fin de poder darles un uso decorativo dentro de tu sala o habitación.

Pero recuerda que, sobre todo, una vida fitness implica combinar este entrenamiento con una dieta equilibrada y un descanso adecuado. 

Si no tienes dinero o ganas de llenar tu casa de aparatos de gimnasia, existen muchísimas rutina de ejercicios en casa que no necesitan accesorios.