6 formas de relajar las piernas cargadas después de entrenar

0
Cómo entrenar subiendo y bajando escaleras

Es muy probable que tras la práctica de algún ejercicio o deporte como el running o el ciclismo sintamos las piernas fatigadas y cargadas, sobre todo cuando el ejercicio es intenso. Para que esta sensación desaparezca existen una serie de métodos que te ayudarán a conseguir una mayor relajación muscular y que te explicaremos a continuación.

Consejos para evitar las piernas cargadas tras el entrenamiento

¿Siempre notas las piernas cargadas después de entrenar? ¿Sientes que tus extremidades acumulan demasiada tensión? Sea cual sea el deporte que practiques, es posible que notes que sus piernas se encuentran muy cargadas después de una dura jornada de entrenamiento. Te mostramos algunos consejos para que aprendas a estirar y relajar las piernas cargadas después de entrenar cada día:

Estiramientos

Lo primero que debe hacerse después de entrenar es estirar los músculos, de esta forma estaremos ayudando a que los músculos se recuperen del esfuerzo realizado. Lo más conveniente es que estires de forma suave todos los músculos de tu pierna. Para ello puedes apoyarte en una pared o un árbol y realizar el estiramiento durante 20 segundos, asegurándonos bien de estirar cada una de las piernas.

Agua fría y baños de contraste

Otra forma de relajar la musculatura de nuestras piernas es aplicar agua fría o hielo sobre las mismas. El frío ejercerá como antiinflamatorio para tus músculos y servirá para reducir la fatiga. También podemos optar por realizar baños de contraste, con agua fría y agua caliente. Este tipo de baños ayudan tanto a reducir la inflamación de los músculos como a potenciar el flujo sanguíneo.

También se pueden realizar ambas cosas, aplicar primero hielo tras acabar el ejercicio y posteriormente darnos un baño alternando agua fría y caliente comenzando siempre por el agua caliente y repitiendo la operación durante tres o cuatro veces.

Recuperación activa

Si nuestras piernas están muy cansadas e incluso doloridas tras la realización de una actividad física es aconsejable que le demos al cuerpo algo de descanso. Aun así, se puede realizar un descanso activo, esto es sustituir la actividad realizada por una más ligera.



¿Cuáles son los errores más frecuentes después de hacer deporte?

Este descanso activo nos servirá para mantener los músculos activos y lograremos que los músculos se relajen y duelan menos. Un ejemplo de ello, lo podemos ver en el deporte profesional donde los ciclistas en las vueltas de tres semanas realizan pequeñas marchas a ritmo suave en los días de descanso. Si tu actividad es el running, lo más aconsejable es que des una caminata de entre media hora y una hora después del entrenamiento.

Descansar

El descanso no es solo imprescindible para mantener nuestra salud física y mental. Una de las funciones del sueño es la de reparar los tejidos y los músculos dañados. Dormir bien nos ayudará a recuperarnos de los esfuerzos del día anterior y a estar en forma para afrontar el entrenamiento del día siguiente. Una manera de relajar las piernas tras el ejercicio físico es dormir con las piernas ligeramente elevadas. Para ello basta con colocar una almohada en la parte inferior de la cama.

Masajes

Por todos es sabido que los masajes forman una parte fundamental de la recuperación de cualquier deportista del alto nivel. Los masajes ayudan a relajar la musculatura del cuerpo humano, mejoran la circulación y previenen la aparición de lesiones y agujetas o ayudan a mejorar las lesiones pasadas.

Aunque lo ideal sería poder acudir a un masajista tras cada sesión de entrenamiento esto no es siempre posible por lo que podemos recurrir a darnos el masaje nosotros mismos. Para ello podemos calentar aceite de coco o aceite esencial de ciprés por citar solo dos productos con propiedades antiinflamatorias y masajear suavemente nuestras piernas. Lo ideal es hacerlo antes de dormir, pero si el dolor es más fuerte podemos repetir la operación un par de veces al día.

Comer bien

Seguir una dieta para deportistas sana y equilibrada al igual que el descanso es un aspecto fundamental para la salud. Existen algunos productos que mejoran la relajación de los músculos. Uno de los más conocidos es el zumo de cerezas. Este zumo contiene flavonoides y antocianinas que ayudan tanto a mejorar los dolores musculares como a prevenir la aparición de estos. Debemos también ingerir carbohidratos, proteínas y grasas de buena calidad ya que estos elementos son claves para la recuperación muscular y por supuesto beber agua en la cantidad necesaria.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados