Factores que afectan la frecuencia cardiaca

1

El sueño disminuye las pulsaciones

El sueño disminuye las pulsaciones

 

Entre los factores que pueden alterar o influir el ritmo de nuestras pulsaciones o de la frecuencia cardiaca están:

La edad: La frecuencia basal (la mínima) la tenemos nada cuando nacemos, de ahí va descendiendo por como pasen los años. Podemos decir entonces que en los adolescentes la frecuencia es mas alta que en los adultos. La frecuencia máxima más alta se alcanza entre los 8 y 10 años.

La hora del día: El número de pulsaciones por minuto también dependen de la hora del día. Por ejemplo por la mañana tenemos menos pulsaciones que por la tarde. Después de comer, mientras hacemos la digestión y en función de la cantidad y tipo de la comida podemos tener entre un 10 y 30% más de pulsaciones que en reposo. El sueño o el cansancio disminuyen las pulsaciones.

La temperatura: cuanto más calor más altas son las pulsaciones y de la misma manera cuanto más frió este el día, más bajas son las pulsaciones.

La altura: Cuanto mas alto menos oxigeno tenemos en el aire que respiramos y por lo tanto el corazón tiene que bombear mas para obtener el mismo oxigeno.

La contaminación: El monóxido de carbono empujan al oxigeno disminuyendo la cantidad de este en cada litro de aire. Por lo que el corazón actúa igual que si faltara oxigeno aumentando las pulsaciones para poder mantener el consumo del oxigeno.

La genética: afecta en gran medida a todos los aspectos de las pulsaciones por minuto, afecta tanto a las pulsaciones en reposo, como a las máxima o como al rango aeróbico de funcionamiento.

El género: Las mujeres por termino medio tienen entre 5 y 15 pulsaciones mas por minuto que los hombres.

La composición corporal: Las personas mas alta tiene las pulsaciones mas bajas que los más bajos y los delgados menos que los gordos.

El control mental: Algunos maestros del yoga consiguen controlar el ritmo cardiaco mediante la concentración. Normalmente dentro de ciertos limites gracias a la relajación o al aumento del stress mediante la concentración.