El zinc

0
Qué es el sumplemento zinc

¿Sabías que el zinc es uno de los suplementos vitamínicos preferidos por los deportista? Esto se debe a que las amplias propiedades del zinc intervienen en todas las áreas del metabolismo gracias a sus enzimas, por lo que al incluirlo en nuestra dieta los resultados serán excelentes para el desarrollo de nuestro sistema inmunológico. Si tú también quieres aprovecharte de los beneficios del zinc sigue leyendo y cuídate al máximo.

Beneficios del zinc

 

Los beneficios y las propiedades del zinc

El zinc posee una gran variedad de beneficios a nivel orgánico. El más destacable, es la función que ejerce sobre el sistema inmunológico, aumentando su resistencia a diferentes infecciones e inflamaciones.

Otra propiedad terapéutica es su efecto antioxidante, que resulta muy útil para quienes realizan prácticas deportivas. También, es destacable su acción protectora sobre la estructura de las membranas.

Las enzimas que se encuentran en el zinc, participan del transporte del dióxido de carbono, aumentando la capacidad pulmonar.

Por tal razón, muchos atletas consumen suplementos nutricionales de zinc durante el periodo de entrenamiento para una carrera de resistencia. Igualmente, las madres gestantes lo encontrarán muy beneficioso para el desarrollo del embarazo.

El zinc trabaja sobre los tejidos, actuando como regenerador en las cicatrices, producto de la rotura de fibras musculares. También, es recomendable para las mujeres que realizan actividades deportivas durante la menstruación.

Propiedades del zinc

El zinc es un oligoelemento que está presente en nuestro cuerpo, concentrándose en el área genital, cabello, uñas y los tejidos pigmentados del ojo. Su función es vital para el desarrollo del organismo.

Este elemento influye en la acción de 70 enzimas, que elevan el nivel de inmunidad metabólico contra infecciones bacterianas y elementos tóxicos. Además, forma parte del crecimiento celular, siendo muy recomendado en periodos de gestación, crecimiento y rehabilitación de lesiones.

Los síntomas de carencia de zinc en el organismo, se manifiestan mediante la excesiva pérdida de sudor u orina. En el caso de los hombres, se pueden manifestar problemas de próstata y en las mujeres irregularidades menstruales.

Asimismo, el zinc juega un papel importante en la actividad muscular. Por tal razón, muchos deportistas lo utilizan para evitar la fatiga durante los ejercicios de resistencia.

Aunque hay ciertas discrepancias al respecto, la mayoría de nutricionistas coinciden en que la dosis ideal de zinc debe ser de 15 mg por día.

Síntomas de la carencia del zinc

carencia-y-efectos-secundarios-zinc

La carencia de zinc en el organismo altera las funciones bioquímicas y metabólicas. Esta carencia, puede ser producto de diferentes motivos, como la desnutrición, el alcoholismo, las enfermedades renales crónicas, etc.

Sus niveles pueden definirse como leve, moderado y severo. La carencia leve se manifiesta a través de una deficiencia crónica en la función inmune y un atraso en el crecimiento de los niños y adolescentes.

La carencia de orden moderado se caracteriza por desordenes alimenticios, lento cicatrizado de las heridas y cambios neurosensoriales.

Cuando la carencia es severa, se presentarán signos agudos de dermatitis, infecciones intercurrentes, depresión, anorexia, alteraciones de la capacidad reproductora, diarreas, alopecia, trastornos conductuales, etc.

En todos esos casos, va a ser necesario tomar suplementos alimenticios que ayuden a equilibrar el nivel de zinc en nuestro organismo. Se debe consultar con un doctor sobre la dosis indicada, según nuestro nivel de carencia.

Contraindicaciones del zinc

El consumo moderado de zinc es adecuado para prevenir deficiencias metabólicas. No obstante, su exceso puede provocar ciertos trastornos, como pueden ser el dolor de estómago, las náuseas, inflamación de garganta, etc.

La dosis promedio en adultos, para reforzar el sistema inmunológico, es de 300 miligramos. Sin embargo, una cantidad superior puede ejercer efectos totalmente contrarios. Las dosis elevadas se aplican en personas con problemas de salud específicos, bajo supervisión médica.

Aunque de manera aislada, se han reportado casos de molestias gastrointestinales, letargo y sangrado en la orina, en personas que habían consumido cantidades altas de zinc.

Debemos considerar que el exceso de zinc inhibe la absorción de cobre, cuya deficiencia produce anemia y arritmia cardiaca. En caso de presentar efectos de toxicidad a causa del zinc, lo más aconsejable es beber mucha agua o leche y consultar con su médico.

El zinc en los alimentos

como-incluir-zinc-en-tu-dieta

El zinc suele abundar tanto en el reino vegetal, como en el animal. Entre la diversidad de alimentos que contienen cantidades generosas de zinc, encontramos las carnes rojas, el pescado, las aves, la leche, los mariscos, el hígado, las legumbres, los cereales integrales, las frutas secas y las nueces.

Un menú sustancial en zinc está constituido por un desayuno a base de muesli con leche y tostadas. Para el almuerzo se puede comer habas cocidas, pescado, queso y semillas de calabaza.

Por la noche, lo más conveniente serán las papas cocidas, los guisantes, las hamburguesas y el yogurt. Cabe destacar, que para estimular la presencia de zinc en el cuerpo, no son aconsejables las dietas vegetarianas.

No obstante, el zinc puede ser incluido, si es necesario, en dietas para perder peso, debido a que la falta de este mineral en el organismo provoca apetito.

Suplementos nutricionales de zinc

Durante ciertas etapas de nuestra vida, vamos a necesitar de una mayor concentración de zinc en el organismo.

En tal sentido, es útil tomar suplementos nutricionales de zinc durante el crecimiento (niñez y adolescencia), la gestación, la vejez y en las personas que sufren de trastornos en la próstata o que practican deporte de manera constante.

Las cápsulas de zinc combaten diferentes disfunciones o patologías, como la alopecia, las lesiones cutáneas, el insomnio y las contracciones musculares. Asimismo, los suplementos nutricionales de zinc son recomendados en casos de infertilidad masculina.

El zinc interviene en la síntesis de las hormonas sexuales, aumentando la vitalidad de los espermatozoides. Da igual manera, los suplementos de zinc son recetados por los ginecólogos a las mujeres embarazadas, como método preventivo contra el labio leporino y el síndrome de down en el bebé.

La dosis recomendada en adultos es de 2 a 3 cápsulas, dos veces por día. El tiempo de tratamiento lo deberá determinar un nutricionista.

Influencia del zinc en el rendimiento deportivo

zinc-para-deportistas

Las personas que suelen llevar una vida sedentaria, normalmente no tendrán problemas de carencia de zinc en el organismo. En el caso de los deportistas la situación es diferente. La actividad física provoca una mayor movilización del zinc muscular, a fin de satisfacer las necesidades celulares.

Asimismo, la eliminación de este oligoelemento será excesiva por medio de la sudoración. Estudios recientes han determinado que las personas que realizan deporte por espacio de dos horas a más, pierden entre un 8 o 9 por ciento del volumen normal de zinc.

A ésto se suma la ingesta de proteínas y carbohidratos que muchos deportistas añaden a sus dietas, los cuales pueden anular las funciones del zinc.

Los niveles de zinc en el organismo, podrán ir aumentando mediante el consumo de suplementos alimenticios o una reestructurización de nuestra dieta diaria.

Si un deportista ya consume otros suplementos alimenticios, deberá informarse si son o no compatibles con el zinc.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados