El fútbol, también conocido como balonpie o soccer, es uno de los deportes más populares a nivel mundial. La historia del fútbol se remontan a la Inglaterra de finales del siglo XIX. El desarrollo del juego se lleva a cabo sobre una cancha rectangular de césped, en la que se ubica una portería a cada extremo del campo.



Descubre todo lo que deberías saber sobre este deporte, cuáles son sus reglas básicas y cuáles son los beneficios que aporta, entre los que destaca el trabajo en equipo.

 

Reglas básicas del fútbol

Cómo practicar el fútbol

Las reglas básicas de este deporte, consisten en introducir con el pie o la cabeza el balón en una las porterías, lo que se conoce como gol.  En el juego participan un total de 11 jugadores en cada uno de los dos equipos que se enfrentan.

El equipo ganador es aquel que al final del partido obtiene un mayor número de goles a favor. Reglamentariamente, un partido de fútbol profesional está compuesto por dos tiempos de 45 minutos cada uno. Los 11 jugadores que conforman un equipo de fútbol se encuentran divididos en las siguientes posiciones: el portero (puesto que ocupa un solo jugador), los defensas, los volantes y los delanteros. No obstante, algunas de estas reglas pueden variar en función de la modalidad de fútbol en cuestión.

Beneficios del fútbol

Ventajas de practicar el fútbol

El fútbol además de ser una actividad entretenida, es también un deporte que brinda innumerables beneficios. El primero es que se encuentra presente en todos lados, lo cual hace posible su práctica en cualquier momento.

Asimismo, estimula el carácter y la motivación de la persona, acostumbrándola al trabajo en grupo, a mantener el espíritu competitivo.

A nivel físico, el fútbol es un excelente medio para perder calorías y tonificar los músculos de las piernas y abdominales. De igual manera, estudios recientes han señalado que la práctica de este deporte nos reporta mayores beneficios cardiovasculares que el trotar a diario. Los que practican este deporte de manera constante, contarán con la ventaja de poder mantener un control regular de su peso, así como eliminar la acumulación de grasa en la espalda y los glúteos.

Cabe señalar, que la práctica del fútbol ha nivel profesional deberá estar sometida a una evaluación física previa, debido a que es un deporte de alta exigencia.

La vestimenta en el fútbol

Al igual que en los demás deportes, el escoger una indumentaria correcta antes de un entrenamiento de fútbol, será importante para que el jugador pueda exponer sus capacidades físicas al máximo, sin poner en riesgo su salud.

Yendo de arriba para abajo, cabe señalar que las camisas (sean éstas de mangas cortas o largas) deben ser holgadas y de material ligero, con el número del jugador estampado en la espalada para su fácil reconocimiento.

Los pantalones a usar son cortos y se encuentran hechos de nylon o poliéster liviano. Es preferible que sean impermeables. En cuanto a las medias, éstas deben ser lo suficientemente altas como para que cubran las espinilleras. El material más recomendado es el algodón, para prevenir las ampollas.

En cuanto al calzado, siempre se utilizarán los conocidos como chimpunes, que se caracterizan por tener una mejor estabilidad sobre el gras y evitar las lesiones en los tobillos. También serán importantes los implementos de protección, como las espinilleras y suspensores.

Ejercicios de coordinación en el fútbol

Equipaje futbolista

Los futbolistas, tanto aficionados como profesionales, saben muy bien lo importante que son los ejercicios de coordinación para la práctica del fútbol. Por eso, tener un buen entrenador de fútbol personal deberá desarrollar una etapa de preparación física de diferentes formas.

Una de las más comunes, es  el correr con los brazos extendidos horizontalmente, tocando los talones con las manos. También, es frecuente el llamado joggin sin braceo, el cual consiste en trotar levantando bastante las rodillas y entrelazando las manos por la espalda.

Existen ejercicios con saltos, como el caperuza, en donde los jugadores trotan mientras van saltando con cada movimiento. Un ejercicio un poco más complejo es el deltos, que consiste en mover las piernas rápidamente alrededor de una varilla, sin tocarla. En ocasiones la varilla es reemplazada por una pelota de fútbol.
Finalmente, tenemos la “pasada de frente”, cuyo objeto es que el futbolista corra por en medio de unos aros alineados, sin golpearlos.