El ciclismo es uno de los deportes que engloba diversas actividades donde la bicicleta es la auténtica protagonista. La historia del ciclismo la conocemos a partir de los primeros velocípedos, pero su desarrollo como tal se produjo a finales del siglo XVIII.

Es un deporte competitivo, preparado tanto para el trabajo en equipo como el trabajo individual. Cada uno de los tipos de ciclismo tiene algo que aportarnos para nuestro mantenimiento y además, los beneficios del ciclismo nos aportan miles de ventajas para nuestra salud. Si tú también quieres mantenerte en forma sigue leyendo y descubre todo lo que deberías saber de esta disciplina.

Beneficios del ciclismo

beneficios-de-practicar-ciclismo

El ciclismo es un deporte cuyos beneficios se podrán observar con el paso del tiempo, cuando nos habituemos a circular con la bicileta. El ciclismo es un buen ejercicio que maximiza tu habilidad para la práctica deportiva y ayuda a disminuir el estrés del cuerpo y de la mente. Entre otros de sus beneficios encontramos que:

  • Mejora el tono muscular: El ciclismo ayuda a esculpir, tonificar, y reafirmas los muslos, músculos de la pantorrilla y de la región  pélvica.
  • El ciclismo ayuda a la reducción de la celulitis.
  • Mejora el sistema circulatorio: El ciclismo reduce la presión sanguínea y el riesgo de enfermedades coronarias e incrementa las defensas del organismo contra diversas formas de diabetes.
  • Reduce y a veces evita la aparición de artrosis: Con el ciclismo se refuerzan los ligamentos y los tendones.
  • Aumenta la capacidad pulmonar:
  • Aumenta el tamaño del corazón y su potencia: Esto debido a que  al mover rítmicamente las piernas, los músculos demandan mas oxígeno y, el corazón necesita bombear mas sangre para llevar mas oxígeno. De esta manera, el músculo del corazón gana en potencia y resistencia.
  • Equilibra el peso: Con el ciclismo eliminamos grasas y con el sudor toxinas. Con un ritmo algo superior al de paseo está probado científicamente que los efectos sobre la pérdida de grasa son mucho mayores.
  • El ciclismo disminuye la posibilidad de sufrir problemas en la columna o hernias. La postura inclinada hace que este extendida la columna vertebral.
  • Mejora las articulaciones.
  • Aumenta el calcio de los huesos.
  • La práctica del ciclismo retrasa el envejecimiento.

Niveles de ciclismo

La práctica del ciclismo adquiere tres niveles de acuerdo al tiempo de preparación:

  • Fácil a moderado: Es el nivel básico para comenzar a practicar el ciclismo. Se requiere de un cierto esfuerzo físico para la práctica del ciclismo.
  • Moderado o demandante: En este nivel, el deportista requiere un poco más de esfuerzo. Se debe tener experiencia en terraceria y poder recorrer por lo menos 25 kilómetros diarios.
  • Demandante: El deportista requiere de una importante condición física y de cierta experiencia. Ya en este nivel se requieren de entrenamientos previos, generalmente las rutas son en montañas con subidas fuerte en donde debes tener un buen manejo técnico, con recorridos de 40 a 60 Km. o más.

La hidratación del ciclista

hidratacion-del-ciclista

Sabemos que el agua es un elemento vital en la vida de los seres humanos, por lo que la hidratación es un factor clave si realizamos alguna actividad que implica desgaste físico. Siempre se recomienda beber agua antes, durante, y después de las sesiones de cualquier entrenamiento.

Tomar agua durante el ejercicio nos ayudará mantenernos hidratados. La cantidad de agua a beber estará en función de la temperatura, la intensidad del ejercicio, la humedad del ambiente y el metabolismo del deportista.

En el caso del ciclismo, esta actividad supone una quema de energía la cual produce calor y la sudoración es la forma natural del cuerpo de regular la temperatura corporal.

En un día de alta temperatura, el cuerpo del ciclista puede llegar a perder hasta 2 litros de sudor por cada hora. Esta cantidad de agua perdida, debe ser repuesta ingiriendo agua y sales minerales durante y después de cada etapa.

Lo recomendable es consumir cerca de medio litro media hora antes de empezar a pedalear y durante la actividad en si puedes consumir un litro por cada hora que vayas en la bicicleta (cada 5 a 10 minutos).

Recomendaciones de calentamiento para ciclistas

El ciclismo, en sus diferentes disciplinas de ruta, es una excelente opción para complementar o suplir entrenamientos de otras actividades deportivas, por ello es importante realizar un calentamiento previo antes de emprender la travesía. Y precisamente, una de las últimas tendencias en este sentido es el entrenamiento TRX para ciclistas, completo e ideal para preparar nuestras piernas.

Para comenzar un entrenamiento en bicicleta resulta vital calentar de 10 a 15 minutos antes del ejercicio, lo cual evitará posibles lesiones durante una competencia. Por ello, recomendamos que dicho calentamiento se realice empezando a correr suavemente durante unos minutos, así prepararemos el corazón para la actividad, desarrollar la movilidad articular y también la elasticidad.

A continuación le presentamos una lista de las recomendaciones que debes seguir para una buena competencia ciclística:

  • Se aconseja estirar bien los músculos de las piernas antes de subirse a la bicicleta
  • Antes de entrenar darse un buen masaje en la zona de las piernas, preferentemente cuadriceps
  • Comenzar a rodar despacio, dando tiempo a que el ritmo cardiaco empiece a acelerarse en forma gradual
  • Deslizarse en la bicicleta, en una relación corta, es decir sin realizar demasiada fuerza, hasta entrar bien en calor y llegar al punto de equilibrio, entre el calentamiento y el estado físico optimo
  • Siempre es conveniente realizar ejercicios de relajación muscular antes de entrenar o de realizar algún viaje
  • Al concluir el entrenamiento, se aconseja realizar masajes para relajar los grupos musculares más comprometidos

Implementos y vestimenta para ciclistas

vestimenta-del-ciclista

El ciclismo es un deporte que ofrece posibilidades a personas con distintas características fisiológicas y morfológicas, debido a que sus diferentes modalidades, ruta, pista, montaña, por ello es importante contar con los implementos necesarios para practicarlo.

La adecuada vestimenta para el ciclismo ofrece, a la mayoría de los individuos, la posibilidad de explotar al máximo sus posibilidades, siempre y cuando realicen un entrenamiento adecuado, brindándole comodidad y ligereza durante una competición.

A continuación te sugerimos algunos implementos que deberás tener en cuenta en el momento de montarte sobre una bicicleta y realizar una carrera.

  • Guantes: Nunca ruedes sin guantes, pues lo primero que metes en cualquier caída son las manos.
  • Shorts: utiliza un culotte (lycras con cojinetes) y jersey. De lo contrario, bermudas y camiseta de algodón. Tambien pueden servir un par de correas para tocles.
  • Impermeable: un hule con un hoyo a manera de zarape también sirve, pero requiere un cinturón para que no lo levante el aire.
  • Rompevientos: cuando hace aire frío, un sencillo rompevientos de nylon no pesa mucho y es muy útil.
  • Casco : Dependiendo de la velocidad con que ruedes puedes requerir un casco. Si tu paso es relajado, con un máximo de 20 kph. y promedio de 10 kph., no hay mayor problema, en cambio si tu velocidad promedio está por arriba de los 20 kph. y superas los 40 kph., lo mejor es optar por un casco.
  • Gorra de ciclista: Para protegerse del sol. Si usas casco, puedes usar la gorra por debajo del cascarón de unicel.
  • Gafas: En época de estiaje es preferible utilizar gafas que nos protejan los ojos.
  • Agua: Necesario para rehidratarse y limpiarse. A todas las bicicletas se le puede poner un porta-anfora.
  • Cámara neumática y parches: Lo que todo ciclista padece, y en especial aquellos que no revisan la presión de los neumáticos, son los pinchazos. Siempre es bueno cargar con parches porque puede ocurrir más de un pinchazo durante un paseo.
  • Dinero: Para comprar agua, comida o pagar el taxi de regreso a casa si se rompe tu bici.
  • Identificación: Por cualquier incidente, es bueno cargar con una identificación e información de  seguro médico.