Cómo prevenir las lesiones típicas del running

2
prevenir lesiones running

Por mucho que nos cuidemos a la hora de salir a correr nadie está a salvo de padecer molestias. Para que no se repitan con tanta frecuencia te vamos a enseñar cómo prevenir las lesiones típicas del running. En ocasiones se deben a un entrenamiento excesivo, a unos malos hábitos o incluso a la falta de estiramientos.

En primer lugar, cada uno debe conocer sus límites. Nunca hay que realizar más kilómetros de los debidos a la hora de hacer running y si buscas progresar en tus marcas hay que hacerlo con paciencia, yendo de menos a más en las sesiones preparatorias.

Cuando notes algún tipo de molestia o pequeña lesión siempre es mejor que escuches a tu cuerpo y que detengas los entrenamientos hasta que el dolor haya remitido. Muchas lesiones en el running se producen por el exceso de kilómetros o por forzar más de la cuenta cuando nuestro estado físico no es el más correcto. Cuando empiecen a aparecer los primeros síntomas de dolor hay que optar por poner hielo a la zona afectada, comprensión y descanso.

Muchas de las lesiones del running se producen también por el abuso de las carreras y de los entrenamientos de calidad. En el caso de que optes por competir todas las semanas no será preciso que hagas sesiones de calidad, ya que será suficiente con realizar rodajes y un poco de velocidad. No podemos pasar por alto que somos simples aficionados.

Cómo prevenir las lesiones antes de salir a correr

Para cualquier corredor de running o que salga a correr de vez en cuando es preciso que también haga trabajo de fuerza en el gimnasio. El cuerpo debe ejercitarse con pesas, abdominales, flexiones, lumbares y otros ejercicios. Antes de salir a correr también hay que hacer unos calentamientos y a la conclusión del entrenamiento dedicaremos en torno a los 15 minutos a los estiramientos, haciendo especial énfasis en los muslos y gemelos.

Otra aspecto que deberás valorar a la hora de prevenir las lesiones típicas del running es que no puedes correr con cualquier calzado. En función de tu tipo de pisada, peso, kilómetros que vayas a realizar a la semana y la superficie sobre la que corras te decantarás por una zapatilla de running u otra. Cuanta más amortiguación tenga mejor.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados