Combatir la astenia primaveral

0
sintomas astenia primaveral

La primavera es un periodo de muchos cambios. Con la variación de la temperatura y de la luz solar, muchas personas sufren alergias o malestar  que pueden afectar incluso a su estado de ánimo. Es lo que se conoce como astenia primaveral, un trastorno estacional que hace que  muchas personas se sientan especialmente cansadas, desmotivadas y con alteraciones en el humor durante este periodo del año.

Algunos de los síntomas de la astenia primaveral pueden ser el cansancio generalizado, la dificultad para conciliar el sueño, la somnolencia diurna, la falta de energía y de apetito, la irritabilidad o el nerviosismo, la bajada del deseo sexual y los problemas de concentración, entre otros. La duración de la astenia primaveral suele ser de una o dos semanas aproximadamente, el tiempo que necesita el organismo para acostumbrarse a las nuevas circunstancias ambientales.

Consejos para combatir la astenia primaveral

La astenia primaveral puede provocarnos una fatiga elevada que nos deja casi sin fuerzas para afrontar el día a día. Una gran necesidad de descanso, unida a la somnolencia y pesadez articular, hacen que este periodo de transición estacional no sea demasiado agradable para muchos de nosotros. Por ello, te indicamos a continuación algunos consejos para combatir la astenia primaveral y minimizar al máximo cada uno de sus síntomas:

  •  Alimentación: con la astenia primaveral, nuestro cuerpo necesitará dosis extra de energía. Es recomendable hacer cinco comidas al día y consumir fruta de temporada, frutos secos y cereales integrales para conseguir una energía sana y natural que te mantendrá despierto y más activo en tus actividades diarias. Evita el consumo de grasas saturadas y de azúcares refinados. Opta por consumir ácidos grasos mono insaturados, omega-3 y azúcares de origen integral, para vencer la astenia primaveral con más fuerza.
  • Ejercicio físico moderado: practica actividades que se adapten a tu estilo de vida y a tus preferencias con regularidad (caminar, salir a correr, nadar, montar en bicilceta, etc.). Cualquier disciplina deportiva te ayudará a mantenerte activo y más despierto durante los meses de primavera.
  • Buena hidratación: es fundamental beber mucha agua para cuidar nuestro estado de salud. Es aconsejable beber 2-3 litros de agua al día e hidratarse bien después de realizar cualquier actividad física.
  • Consumir té o infusiones: la ingesta de infusiones como el té o diferentes extractos de hierbas te ayudarán a conseguir que tu cuerpo esté más despierto y en mejor estado. Toma una taza de té o infusión al día, ya sea para desayunar o a media tarde.
  • Horarios fijos: durante la astenia primaveral, el organismo necesita encontrar de nuevo su equilibrio y, para ello, es fundamental seguir unos horarios fijos en cuanto a descanso y alimentación.
  • Mantener un espíritu positivo: ser positivo genera más optimismo y energía durante el día a día, lo que puede reducir los síntomas de la astenia primaveral asociados al bienestar emocional.
  • Observar si hay otros síntomas: en ocasiones, la astenia primaveral puede confundirse con otras patologías como la anemia o un virus común, e incluso, con enfermedades mentales como el trastorno afectivo-estacional. Si presentas otros síntomas, como fiebre, mucosidad o manifestaciones respiratorias o gastrointestinales, conviene acudir al médico para que diagnostique si se trata de una enfermedad que requiera atención y tratamiento.

 

salud
¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados