¿Cinta de correr o elíptica?

1
Cintas para correr en casa

La elección entre estas dos máquinas para entrenarse en casa puede hacerse en base al tipo de ejercicio que se desea realizar. Si se busca entrenar para correr en exteriores, la cinta de correr es la mejor opción. Pero si lo que se busca es un entrenamiento cardiovascular, la elíptica es un aparato más eficiente ya que trabaja todo el cuerpo. Asimismo, ambos aparatos tienen un diferente impacto sobre las rodillas, el cual se debe tomar en cuenta antes de elegir.

Si vas a empezar a ir al gimnasio o te apasiona el running, tal vez te invada la duda de escoger entre la cinta de correr o la máquina elíptica. Por eso, a continuación, vamos a explicarte las diferencias entre la cinta de correr y la elíptica para que puedas valorar las características de estos aparatos y su adecuación a los objetivos de tus entrenamientos.

Diferencias entre la cinta de correr y la máquina elíptica

Cinta de correr problemas



A continuación, te explicaremos las principales diferencias entre la cinta de correr y la máquina elíptica. En primer lugar, a la hora de empezar a correr en cinta, es fundamental tener en cuenta los beneficios e inconvenientes de correr en la cinta. Tanto si deseas empezar a correr en cinta para adelgazar como si prefieres tonificar los músculos de tus piernas o el core, ten en cuenta los pros y contras de la cinta de correr que te indicamos y decídete:

  • La cinta de correr permite realizar una gran variedad de ejercicios, por lo que tu entrenador personal o el motivos del gimnasio podrá recomendarte entrenamientos diferentes dependiendo de cuáles sean tus objetivos.
  • Asimismo, podrás ajustar la inclinación de la cinta, con lo que realizarás un entrenamiento más exigente y mejorará tu resistencia muscular. Al estar en constante movimiento, quemarás más calorías que con la elíptica, a grandes rasgos.
  • Sin embargo, tus articulaciones sufrirán más con la cinta de correr que con la elíptica, por lo que estarás más expuesto a sufrir lesiones en las rodillas. Además, no activas la parte superior de tu cuerpo, algo que sí podrás hacer en la elíptica.

Ventajas de entrenar con la elíptica

Soonthorn Wongsaita || Shutterstock

Por otro lado, una de las claves para empezar a entrenar con la elíptica es conocer previamente los pros y contras del entrenamiento con la elíptica. Aunque son muchos los motivos por los que las máquinas elípticas mejorarán tus entrenamientos, resulta interesante también conocer sus inconvenientes:

  • A diferencia que con la cinta de correr, tus articulaciones sufren menos impacto, sobre todo en las rodillas y en los tobillos.
  • La elíptica permite realizar movimientos múltiples, por lo que podrás activar tanto la parte inferior como superior del cuerpo. De esta manera, trabajarás no solo las piernas sino también los brazos, los hombros y la espalda.
  • No obstante, el movimiento con la elíptica es fijo, por lo que resulta menos eficaz que la cinta de correr para quemar calorías y perder peso.

Ahora que ya conoces las principales diferencias entre la cinta de correr y la elíptica, ¿por cuál te decides?

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados