Alimentos que ponen de mal humor

0
buen humor

Comer puede ser uno de los placeres de la vida, pero a veces descuidar nuestra dieta puede influir en nuestro estado de ánimo. Muchas veces elegimos alimentos que nos gustan, y muchos estudios demuestran que liberan endorfinas, también conocidas como "hormonas de la felicidad", que ayudan a mejorar nuestro humor. Sin embargo, aunque estos alimentos nos resulten atractivos, lo que nos hace sentir bien es consumir los alimentos apropiados dentro de una dieta equilibrada, en el momento apropiado y con la compañía apropiada. Las expectativas que tenemos sobre los alimentos, también influyen en nuestro estado de ánimo.

Expertos en nutrición, afirman que una dieta rica en azucares y grasas está más asociada a desequilibrios emocionales. Las grasas trans, obtenidas de la hidrogenación parcial de aceites vegetales, son conocidas por sus efectos perjudiciales sobre el cuerpo, sobretodo para el corazón y para el cerebro. Estas grasas están presentes en comida rápida, alimentos precocinados o bollería industrial.

Las grasas trans están muy relacionadas con los comportamientos agresivos. Esto se produce porque este tipo de grasas interfiere con la metabolización del Omega-3 (presente en los pescados azules o las nueces), y por tanto, esta deficiencia podría explicar estados de ánimo depresivos. Otra razón para comer pescado azul, rico en Omega-3 es que alarga la esperanza de vida, el problema es que la dieta española o mediterránea es deficitaria en este oligoelemento.



El estrés o no comer lo necesario, produce una bajada en los niveles de serotonina que afectan a las regiones del cerebro que regulan la ira, por tanto, la alimentación rica en azúcares y harinas refinadas fomentan la agresividad, alteran el ánimo y producen nerviosismo. Esto no pasaría consumiendo carbohidratos de absorción lenta: cereales integrales, plátanos o plan integral. Los carbohidratos favorecen el aumento de serotonina, pero no hay que optar por aquellos que vienen de la bollería o las galletas.

Perder peso con buen humor

Si decides empezar una dieta para perder peso, debes tener en cuenta que jamás debe suponer un desequilibrio nutricional, hay que evitar las carencias específicas de nutrientes (vitaminas y minerales), y los ayunos prolongados, como en las dietas milagro (como la dieta OMG). Las dietas con carencia de hidratos de carbono, como las dietas proteicas (dieta Dukandieta Atkinsdieta Siken...), pueden producir alteraciones somáticas, psicológicas, hormonales, de crecimiento o de rendimiento deportivo. Además este tipo de dietas favorecen el efecto rebote, lo que puede suponer al fracasar en ellas un gran aumento del sentimiento de culpa.

Recomendaciones a seguir para perder peso con buen humor:

  • Reducir al día, de 500 a 1000 las kilocalorías ingeridas.
  • Comer raciones más pequeñas.
  • Disminuir la densidad energética de los alimentos, por ejemplo, de leche entera a leche semidesnatada o desnatada.
  • Mantener una pérdida de peso, de 500 gramos a 1 kilo a la semana, durante 6 o 12 meses.
  • Hacer ejercicio, adaptando la dieta a la actividad física, puedes seguir nuestras recomendaciones de alimentación deportiva.

En definitiva, un estilo de vida activo, con una alimentación equilibrada evitando las grasas trans nos puede ayudar a huir el mal humor, e incluso perder peso. Un especialista en nutrición y dietética te puede ayudar a regular tu alimentación de forma saludable.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados